Compartir experiencias de cuidado es la forma que hoy tiene el abrazo

Compartir experiencias de cuidado es la forma que hoy tiene el abrazo

Las compañeras de Somos Fuego, organización de la CTAA Capital, realizó ayer miércoles 17 de junio un taller de prevención y cuidado comunitario ante el Covid- 19 en la organización Chicos del Sur-CTAA, en Villa Fiorito.
* Por Clarisa Gambera

La propuesta de taller, que duró casi 3 horas, era compartir la experiencia en la voz de las compañeras de Somos Fuego, organización que en la Villa 31 nació del Bachillerato Popular Alberto Chejolán y que también cuenta con el comedor Feminismo al Palo, que pasó del miedo a la organización, con protocolos para el trabajo comunitario que les permitieron cuidarse cuando estallaron los contagios en el barrio. Ahí, cuando la presencia del Estado era más represiva que sanitaria y no había protocolos ni de cuidado ni definiciones claras de contacto estrecho, ni cuando había que hacer testeos.

Janet Mendieta y Ruth Sabanes, educadoras del Bachi a cargo de la materia Educación Popular para la Salud en segundo año, fueron las encargadas de la coordinación de esta experiencia de formación donde compartieron información concreta sobre formas de contagios, síntomas, definición de contacto estrecho, elementos de protección adecuados y habilidades concretas para la desinfección de espacios y objetos, lavado de manos y uso de tapa boca.

El intercambio a partir del trabajo cotidiano permitió ir reflexionando colectivamente sobre las estrategias para minimizar riesgos en la organización y en las casas y pensar los protocolos desde el espacio teniendo en cuenta las tareas específicas desde las personas que ahí trabajan. Así, pudieron compartir prejuicios, miedos, hábitos que no están buenos, las cosas que fueron cambiando y adaptando en este tiempo. “Entendiendo que a veces la precariedad de la vida se hace normal y nos acostumbramos a no cuidarnos”, como expresó con claridad Estela Rojas, de Chicos del Sur, abriendo una conversación honesta que permitió reflexionar en torno a la necesidad de construir colectivamente los cuidados propios.

“Nos tocó a nosotras entre vecinas y compañeras armar las formas de cuidarnos, contamos con compañeros y compañeras que nos aportaron saberes concretos, nos juntamos con otras organizaciones porque estábamos viviendo lo mismo y logramos que se armen ámbitos entre las organizaciones, las delegadas y las áreas de gobierno afectadas. Nada es fácil pero pasamos del miedo al cuidado. Hay momentos muy feos que pasamos en este tiempo pero nos estamos acompañando, tuvimos compañeras con Covid-19 positivo y logramos frenar los contagios para seguir con el espacio abierto. Tenemos personas cercanas que se murieron y no todas son personas mayores de 65 años, en muchos casos son jóvenes. Por eso el cuidado es para todes no como creíamos al principio, y esta bueno cuidar más a las compañeras que son de riesgo por enfermedades previas”, subrayó Janet.

Sin mate esta vuelta, a metro y medio uno de otra, con trapo con lavandina y alcohol para cuidarnos porque cuidarnos es una acción política. Todes podemos cuidarnos y tenemos derecho a que nos cuiden.

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados