Buscan impedir las elecciones en el Sindicato Luz y Fuerza de Mar del Plata

Buscan impedir las elecciones en el Sindicato Luz y Fuerza de Mar del Plata

LOGO_MULEl Movimiento de Unidad Lucifuercista (MUL) ha denunciado la maniobra perpetrada por la Lista Bordó que apadrina la CTA oficialista de Hugo Yasky para tratar de impedir la normal realización del acto electoral en el Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata.

«Los y las integrantes de la Lista Azul N°1 del Movimiento de Unidad Lucifuercista, comprometidos con la autonomía, la democracia y la participación, no vamos a permitir esta maniobra la Lista Bordó y de la Agrupación 8 de Octubre, encabezada por Raúl González y Fabián Polverini, avalada por Hugo Yasky e impulsada por el gobierno nacional para disciplinar a las organizaciones que no responden a sus intereses y conveniencias. Quienes suscribimos esta denuncia respondemos y nos debemos a las bases. Las elecciones del Sindicato Luz y Fuerza de Mar de Plata se hacen el viernes 29 de mayo, y en cada delegación los compañeros expresarán su voluntad conforme a la historia de nuestro gremio.

El 29 de Mayo es la fecha establecida para la elección de las autoridades que dirigirán el Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata por los próximos tres años. 1318 votantes están habilitados para elegir de manera directa con voto secreto el destino de su organización gremial, en esta ocasión con dos listas: la Azul, encabezada por José Rigane, actual Secretario General y dirigente de Fetera y de la CTA Autónoma; y la Bordó, encabezada por Raúl González, identificado con la Fetia, integrante de la central que dirige Hugo Yasky.

No obstante a siete (7) días del acto democrático en el que, como corresponde, las bases tendrán la posibilidad de elegir entre dos alternativas, nos encontramos con una extemporánea maniobra de la lista yaskista para que intervenga el Ministerio de Trabajo de la Nación. Por un lado, impugnando la formalidad de dos candidatos que, en teoría, no reúnen la antigüedad en el empleo que se requiere para ser integrantes de lista. Para esta primera impugnación se basan en una interpretación antojadiza de la criticada Ley 23551 de Asociaciones Sindicales, aquella a la que nos opusimos desde el inicio de la fundación de la Central. Por otro lado, los miembros de la lista opositora niegan los plazos de puesta en posesión de los cargos, que fueron establecidos por el propio Ministerio en la última elección e informado oportunamente por la Junta Electoral en el 2012 -.

Según lo ha indicado la propia Organización Internacional del Trabajo (OIT) en dos oportunidades -por denuncias tanto de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) como de la Confederación General del Trabajo (CGT)-, el Ministerio de Trabajo no posee competencia para intervenir en los procesos electorales.

No obstante, el gobierno nacional está en un proceso de acumulación ilegal e ilegítimo mediante el cual intenta apropiarse de las estructuras sindicales. Para ello se vale de los pactos generados con dirigentes que han cambiado el mandato de las bases por el que se emite desde los espacios políticos partidarios a los que se han subordinado.

Esta es la segunda vez que el Ministerio de Trabajo interviene en un proceso electoral en Luz y Fuerza de Mar del Plata a pedido de la Lista Bordó y la Agrupación 8 de Octubre. Ningún gobierno democrático lo hizo. Sólo la dictadura y esta administración se atrevieron a intervenir en las decisiones soberanas de este gremio reconocido nacional e internacionalmente por su funcionamiento democrático.

Los sindicatos deben ser autónomos para así cumplir con su cometido de defender a la clase obrera. Por eso es fundamental resaltar que sólo la justicia en forma directa puede intervenir.

La intervención del Ministerio de Trabajo, que se viene expresando de manera burda y exacerbada en los últimos años, se inscribe en una política analizada y establecida por el poder político y económico, también con anuencia judicial. La intentona actual en el Sindicato Luz y Fuerza de Mar del Plata ya fue desplegada no sólo en las elecciones de la CTA en el año 2010. Más recientemente se osó intervenir también en el acto electoral de un gremio de trayectoria democrática como la Asociación Trabajadores del Estado (ATE). Si queda alguna duda sobre este punto, basta detallar la velocidad de la decisión del Ministerio de Trabajo de la Nación en nuestro caso, que con asombrosa celeridad envió un oficio por mail a las 20 horas del 21 de mayo (siendo que las oficinas ministeriales concluyen actividades administrativas a las 17 horas), resolviendo sobre una presentación realizada ese mismo día.

El gobierno quiere disciplinar a la CTA Autónoma y las organizaciones integrantes de la misma para subordinar a los trabajadores al proyecto económico kirchnerista. El Ministerio, ocupado desde 2003 por Carlos Tomada, se constituyó en cartera al servicio de los patrones y de las corporaciones sindicales. Elemento que se expresa también en el techo impuesto a las negociaciones paritarias en claro beneficio de las patronales.

Desde el Sindicato Luz y Fuerza de Mar del Plata, no vamos a permitir esta maniobra intervencionista que quiere enturbiar la transparencia del acto electoral. Las elecciones se harán el 29 de Mayo y la única voluntad que vamos a respetar es la de los afiliados mediante el voto. Es ese acto de conciencia y definición de todos los compañeros el que permite que los derechos conquistados no sean manoseados por las patronales.

Pero, quienes se dicen “trabajadores y compañeros” parecen tener la decisión de, que lo que no consigan en las urnas, lo logren desde un escritorio gubernamental, pretendiendo desbaratar la historia de transparencia y pluralidad del Sindicato. Nunca recurrimos al Ministerio de Trabajo para dirimir las cuestiones relativas a la vida interna y en las que la única voz válida y vinculante es la de los afiliados.

Nosotros nos subordinamos a la Junta Electoral que tiene mandato de asamblea para ser ecuánime y neutral. Ella es la única autoridad en esta elección y queremos desagraviar a los compañeros integrantes de la Junta que han sido calificados como hacedores de fraude sin prueba alguna.

Quienes estamos comprometidos con la autonomía, la democracia y la participación, no vamos a permitir esta maniobra la Lista Bordó y de la Agrupación 8 de Octubre, encabezada por Raúl González y Fabián Polverini, avalada por Hugo Yasky, con anuencia del gobierno nacional, para disciplinar a las organizaciones que no responden a sus intereses y conveniencias. Quienes suscribimos esta denuncia respondemos y nos debemos a las bases», finaliza la declaración del Movimiento de Unidad Lucifuercista que leva las firmas de José Rigane y Rubén Chirizola.

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados