La precariedad cuesta vidas

La precariedad cuesta vidas

Al cumplirse un año del asesinato de Cinthia Choque y de que su compañero, Santiago Siciliano, quedara con heridas de gravedad, la CTAA Capital participó ayer del acto que realizaron para pedir Justicia familiares, amigos y compañeros de trabajo de los Agentes de Tránsito del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En la madrugada del 8 de septiembre de 2019 Cinthia y Santiago se encontraban realizando su trabajo en un puesto de control de alcoholemia ubicado en Figueroa Alcorta y Tagle. Allí, Eugenio Veppó los atropelló conduciendo a más de 130 kilómetros por hora y se dio a la fuga para entregarse a la Policía varias horas después.

En la tarde de ayer José “Pepe” Peralta, secretario General Adjunto y Clarisa Gambera, secretaria de Géneros de la CTAA Capital, junto a Rodolfo Arrechea, Coordinador Nacional de Salud de ATE Nacional, participaron del emotivo acto que se realizó en Figueroa Alcorta y Tagle para pedir Justicia por los trabajadores atropellados y exigir que haya una condena ejemplar y que no haya cambio de carátula ni prisión domiciliaria para Veppo.

«El mejor homenaje a Cinthia es que se proteja a las y los trabajadores», expresó su hermana en el acto; mientras que Verónica Baez, compañera de los Agentes de Tránsito dijo: “Hay muchas compañeras de Cinthia que han salido a pelear por ella y que después las han despedido y que hoy están sin trabajo y pasando hambre”.

En esta pandemia los trabajadores y trabajadoras de tránsito son considerados esenciales y se encuentran trabajando desde el minuto cero de la cuarentena. A pesar de esto sus condiciones laborales -que salieron a la luz a partir del denominado caso Veppo- no cambiaron: más de la mitad continúa siendo monotributista y sin derechos laborales.

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados