Porque es necesario tener a donde ir

Porque es necesario tener a donde ir

100_4682.redimensionadoDesde los primeros sábados de febrero y hasta abril, el local de la CTA Capital fue la principal sede de las guardias de ingresantes a los “bachis” del Frente de Bachilleratos Populares de la CTA. Sábado tras sábado los compañeros y compañeras se encontraron en esa sede con quienes tuviera interés en la experiencia de los Bachilleratos Populares de la Central, que se acercaron a través de una convocatoria abierta y con quienes se estuvo trabajando en distintos talleres sobre los ejes fundamentales de los proyectos políticos pedagógicos. Compartiendo experiencias, debatiendo, leyendo textos, poniendo la cabeza y el cuerpo en movimiento.

Las guardias de ingresantes son una experiencia de formación y encuentro que se retomó del Movimiento de Ocupantes e Inquilinos (MOI-CTA). Son una propuesta de incorporación colectiva a los bachilleratos para reafirmar su pertenencia a la Central, su perspectiva político pedagógica y fortalecer las experiencias en formación.

A lo largo de este proceso, aún abierto, los compañeros y compañeras fueron y siguen incorporando educadores y educadoras a bachilleratos que abren o que inauguran un nuevo año y a bachilleratos que están abiertos y tienen sus tres años ya en funcionamiento.

El Frente de Bachilleratos Populares de la CTA ofrece algunas lineas, testimonios e imágenes de lo que significaron las semanas de apertura de sus escuelas, convencidos y convencidas de lo que el ya popular canto de los bachilleratos reafirma “en las calles y en las aulas, le daremos la pelea, y en cada organización, abriremos una escuela”.

En el barrio se abre una escuela

El Bachillerato Popular de Jóvenes y Adultos Los Piletones inicia en este 2014 su primer año de existencia, con la convicción de generar un espacio educativo en el barrio. A partir del diagnóstico de alta demanda educativa en la zona de Soldati, y poca o nula oferta por parte del Estado, han encarado la apertura de un nuevo bachillerato. Este nuevo proyecto de educación popular será llevado adelante desde la articulación política entre la Cooperativa de Educadores e Investigadores Populares (CEIP) y la organización territorial Convocatoria para la Liberación Nacional y Social.

Luego de diez años continúan luchando por abrir escuelas, y continúan abriendo escuelas para luchar. Para luchar en el campo educativo y cultural, por la construcción de una nueva subjetividad; por la construcción de poder popular; por la recuperación de espacios para hacerlos públicos, y por hacer de lo público algo popular.

bp Piletones.redimensionadoEl nuevo Bachillerato Popular Los Piletones es impulsado con la intención militante de formar parte de ese conjunto de experiencias educativas y es una apuesta por dar un paso más hacia la transformación de la realidad y emancipación de los hombres y mujeres que conforman las sociedades actuales. Es la convicción de que la disputa en el campo educativo no puede estar escindida del resto de las luchas políticas y sociales. Son estos espacios de lucha, espacios privilegiados para el proceso de aprendizaje, los que instituyen a todos y todas como sujetos políticos críticos y transformadores.

En 2014 este bachillerato empezará funcionando con un 1er año en el horario vespertino. Son muchos los estudiantes y educadores que se suman a este proyecto emancipador de apuesta por la transformación. Funcionará en la Junta Vecinal del barrio Los Piletones, ubicada en Lacarra y Ana María Janer, manzana 1, casa 42.  Desde ya, se invita no sólo a la difusión de este nuevo proyecto sino también a sumarse para ser parte de esta experiencia.

Abriendo nuevas puertas

OBRA TORITO.redimensionadoA unas cuadras del Elefante Blanco, en el barrio de Lugano, sobre el comedor comunitario Torito Pulenta, una veintena de militantes hacen pastones, levantan paredes y organizan el trabajo con la mirada puesta a mediados de marzo. Se trata de vecinos, estudiantes y educadores que se pusieron al hombro la construcción del aula para el funcionamiento del segundo año del Bachillerato Popular de Jóvenes y Adultos Salvador Herrera. La solidaridad, el compromiso y el esfuerzo, son los pilares de la escuela que sueñan y se proponen construir día a día, reiteran una y otra vez.

El 25 de marzo fue el comienzo del ciclo lectivo y ese mismo día se inauguró el aula nueva y se festejó la continuidad de este proyecto educativo popular. Con una matricula llena de aspirantes, las expectativas son las mejores. La llegada de nuevos educadores y estudiantes, más los que ya estaban del año pasado, es una muestra de la validez de este proyecto que empieza a hacer pie en el barrio de Lugano.

Abriendo el año, el año de la primera camada

Llegó marzo, llegaron las y los estudiantes nuevos y viejos, llegaron los educadores y ahí nomás comenzaron su tercer año. Las aulas del Bachillerato Popular de Jóvenes y Adultos Alberto Chejolán, en Barrio Guemes, Villa 31, se fueron llenando de ruidos, sillas y mesas que se movían, se llenaron también de expectativas, miedos, ilusiones y mucha ansiedad que retrataron ésta primer semana de clases. ¿Cómo funciona el Bachi?, ¿Cuánto dura? ¿Que compañeros va a haberr? ¿Qué materias se dan? Abrieron una nueva aula, la de su primer tercero, pintaron y ordenaron.

PRIMER ASAMBLEA BP ALBERTO CHEJOLAN.redimensionadoLlegó marzo y a los pocos días de comenzadas las clases se encontraron con el 40 aniversario del asesinato del luchador popular que les dio nombre como escuela. A 40 años de su fusilamiento, Alberto Chejolán, su historia y su lucha siguen siendo el nombre y la excusa de la búsqueda de una tierra donde vivir, de una ciudad sin expulsores ni expulsados, de una escuela pública y popular y de una vida sin explotación.. Esta fecha fue la nueva excusa para que entre vecinos, delegados del barrio, familiares, estudiantes y educadores se encontraran para dejar una marca en la Ciudad, un homenaje a Alberto, una baldosa por su memoria.

Llegó marzo y ya comenzaron a transitar un nuevo camino, algunos educadores y estudiantes con más recorrido, otros empezando a transitarlo, pero siempre con un solo objetivo: construir día a día Educación Pública Popular.

El mismo amor, nuevos desafíos

El Bachillerato Popular Miguelito Pepe- CEIA-MOI-CTA, abrió sus puertas el martes 25 de marzo, siendo éste su séptimo año de apertura. Con gran alegría los compañeros y compañeras volvieron a las aulas de su querida Casona para seguir construyendo su escuela popular.

El bachillerato, que lleva el nombre de un joven inquilino asesinado por la Policía en un desalojo en el marco de la Huelga de los Inquilinos de 1907, pertenece al Movimiento de Ocupantes e Inquilinos (MOI-CTA) y forma parte del proyecto de educación popular y autogestión de la organización: el CEIA, Centro Educativo Integral Autogestinario. A partir de este proyecto integral y estratégico, la organización tomó en sus manos la problemática educativa y el colectivo del bachillerato tomó las banderas del MOI: “vamos por la propiedad colectiva del conocimiento, por la autogestión de nuestras escuelas populares arrancando y gestionando recursos públicos, por la integralidad en la construcción de hombres y mujeres nuevas y a partir de la puesta en obra del edificio al que nos mudaremos, por la ayuda mutua para la construcción con y sin ladrillos de nuestro CEIA.”

10169370_10203796642503085_787297690_n.redimensionado“Hoy en día, nos encontramos construyendo el nuevo edificio CEIA, dentro de una de las más grandes cooperativas de vivienda que forma parte del MOI: la Cooperativa El Molino en el barrio de Constitución.

Gracias a la autogestión y la ayuda mutua – ejes fundantes de la organización- en noviembre de 2013 logramos poner en obra el primer piso del viejo edificio ubicado en el corazón de El Molino, abrazados por nuestra cooperativa de trabajo, el equipo técnico y por los cooperativistas que como siempre continúan enseñándonos con la prepotencia de su esfuerzo y la fuerza de los sueños de una Ciudad sin expulsores ni expulsados, en la que no han de faltar ni casas ni escuelas populares.”, expresan desde el Bachillerato Popular Miguelito Pepe.

¿A qué llamamos guardias?

 

¡¿Por qué se llaman así los talleres de formación en educación popular para l@s profes ingresantes a los bachis populares de CTA?… ¡¿Es un concepto médico o militar?!

Aunque necesitamos un ejército de educador@s populares para cambiar a las personas que van a cambiar este mundo, como dice nuestro maestro Freire, no es una metáfora bélica ni refiere a los pasillos de espera de los hospitales o centros de salud.

 

La Guardia como experiencia de formación nació ya hace muchos años en una de las organizaciones fundantes del Frente de Bachis CTA. En los orígenes del Movimiento de Ocupantes e Inquilinos, empezamos a organizarnos en las ocupaciones de edificios en áreas centrales de la Ciudad, las guardias se organizaban frente a la amenaza de los desalojos.

 

Años después llamamos Guardia a la instancia de formación en Cooperativismo Autogestionario, orientada a las y los ingresantes a la organización, recuperando la historia, y también la importancia de los procesos de resistencia, que son de por sí una instancia de aprendizaje y des- aprendizaje de viejas prácticas, individualistas, mercantilistas, competitivas.

 

Y así tomaron ese nombre los talleres de formación de las y los educadores populares que se sumaron al bachi Miguelito, y luego al Alberto en la 31 y al Salvador, nuestro primer bachi nacido no ya de una organización en particular sino de esa casa grande grande que es la CTA.

 

Guardia es agrupamiento, es proceso paciente impaciente, es resistencia, es la posibilidad de que nuev@s compas se sumen para dar continuidad y hacer crecer nuestros proyectos político – pedagógicos.

 

Y aunque este sea un nombre peculiar, surgido en una experiencia organizativa puntual, creemos que es extensivo al conjunto, a las y los guardianes de los bachis en las recuperadas y de la Cooperativa de Educadores e Investigadores Populares que hicieron del “ocupar, resistir y producir” una bandera que los (y nos) trasciende, a las y los guardianes del MTL que hicieron del complejo Monteagudo un barrio digno de habitar, un polo irradiador de poder popular para la liberación,

 

y si, también nos gusta pensar que nuestros bachis son una trinchera desde donde damos la pelea a los enemigos de clase y desde donde nos construimos como mujeres y hombres nuevos.

Frente de Bachilleratos Populares de CTA

Febrero – Abril 2014

 

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados