Trabajadoras de SeGeMAr denunciaron públicamente a un funcionario por acoso sexual

Trabajadoras de SeGeMAr denunciaron públicamente a un funcionario por acoso sexual

La CTAA Capital acompañó este mediodía a las trabajadoras del Servicio Geológico Minero Argentino (SeGeMAr) organizadas en la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA) quienes denunciaron mediante conferencia de prensa a Guillermo Barona, asesor funcionario de ese organismo, por acoso sexual hacia una compañera de ese sector.

* Por Valeria Garay

Participaron de la conferencia de prensa compañeros y compañeras de la Junta Interna ATE – SEGEMAR y ATE Nacional. También estuvo presente Silvia León, secretaria de Género de la CTA Autónoma Nacional, y en representación de la CTAA Capital, Clarisa Gambera, secretaria de Géneros; Pablo Spataro, secretario General y Matías Levin, secretario de Comunicación.

La rueda de medios se llevó a cabo en el Paque Tecnológico Migueles (INTI). Antes de que comenzara la denuncia pública, la compañera Clarisa Gambera expresó: “Estamos acompañando y haciendo pública una denuncia sobre acoso sexual de un tipo con cargo jerárquico de asesor que estuvo durante un año hostigando a una compañera trabajadora, una compañera tercerizada que cumplía sus tareas acá en este predio. Lo más importante para nosotros es visibilizar que se tiene que acabar la impunidad de quienes se creen que tienen chance de andar acosando sexualmente a mujeres que trabajan y que creen que la condición de precariedad les da más chance.”

“Los sindicatos, y ATE en particular, acompañan estas situaciones, porque la violencia es una cara más de lo que nos pasa a las y los laburantes en el trabajo. Nos pasa la precariedad, nos pasa los salarios bajos, nos pasaron los despidos y nos pasa la violencia de género, que a parte se incrementa, porque el miedo es más es un contexto de desempleo y de alta precariedad laboral, como el que estamos transitando”, agregó la secretaria de Géneros de la CTAA Capital.

Una vez iniciada la conferencia de prensa, dio su testiminio en primera persona la trabajadora tercerizada del SeGeMAr, quien fue acosada sexualmente durante un año por un funcionario con cargo de asesor, quien al enterarse de la denuncia decidió renunciar. “Para mi es muy alentador que todos ustedes hoy me estén acompañando en este proceso, les agradezco de corazón”, arrancó diciendo la trabajadora.

“Hoy hace 47 días que realicé la denuncia ante las autoridades del SeGeMAr y aún así no tuve ningún tipo de respuesta. Están dejando muy en claro que avalan esta situación, no solo demostrando falta de empatía y desinterés total hacia mi integridad como persona, sino también faltándome el respeto al hacer amenazas para frenar el curso normal de la denuncia. Denunciarlo penalmente me generó la tranquilidad de sentirme respaldada por la Justicia, ya que sentí miedo al pensar que podía hacerle daño a mi familia como consecuencia de haber denunciado esta situación. Para mi es una liberación mental enfrentar esta situación y mi deseo es poder darle un punto final con la seriedad, la importancia y el respeto que amerita. Hoy te denuncio ante la sociedad y ¡No, es no!.”, exclamó la compañera.

Las estadísticas sobre violencia laboral y acoso ubican a las mujeres y personas LGBTIQ+ como las más vulnerables. Las cifras dicen que la mayor cantidad de denuncias fueron de mujeres entre 26 y 46 años y que la condición de precariedad recrudecen el maltrato laboral y acoso sexual

La sororidad no se hizo esperar. Anahí de la Fuente, trabajadora del Centro Cultural San Martín, quien fue acosada sexualmente por su Director, Diego Pimentel, hizo llegar una carta donde relató la experiencia de violencia sufrida. “A partir de visibilizar mi caso, no solamente pude ponerle fin a la tortura a la que estaba siendo sometida, sino que además logré liberarme y amplificar mi voz. Nuestro silencio no está en sus contratos, es tiempo de recuperar la soberanía sobre nuestros cuerpos y hacer respetar nuestros derechos laborales. Pongámosle fin a la violencia, denunciemos. Quiero trabajar sin acoso. Contrato sin maltratos. No nos callamos más”, expresó Anahí a través de su carta.

“El miedo a perder el trabajo te hace bancarte muchas cosas, te bancás la precariedad, te bancás que empeoren las condiciones de laburo y las mujeres nos bancamos situaciones de violencia tremendas, que a la larga nos explotan en el cuerpo y nos hacen sentir muy mal. Cuando hay un sindicato, y en este caso una Junta Interna, que tiene la capacidad de entender lo que escucha y acompaña los procesos en los tiempos que la compañera necesita, eso hace a la diferencia. De eso se trata hacer pública esta denuncia que está prosperando en los canales jurídicos. Necesitamos que se sepa que las mujeres no podemos seguir sufriendo situaciones de violencia y acoso sexual en los lugares de laburo. Pero esto no se puede en soledad, quienes estamos organizados sindicalmente creemos que es el sindicato la herramienta que necesitamos las mujeres para poder decir ¡No nos callamos más!”, concluyó Clarisa Gambera en la conferencia de prensa.

Para finalizar, desde la conferencia de prensa, las compañeras anunciaron también su solidaridad con las mujeres chilenas que mañana van a denunciar los casos de abusos sexuales en el contexto de la feroz represión desatada en el país hermano.

Fotos: Luciana Honigesz

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados