Julio Macera: “Los despidos son un clásico de la industria farmacéutica ante un cambio de gobierno”

Julio Macera: “Los despidos son un clásico de la industria farmacéutica ante un cambio de gobierno”

15-03-20La Asociación de Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina (AAPM-CTA) se movilizó ayer miércoles 25 de marzo por la mañana con el fin de reclamar la reincorporación de los trabajadores Visitadores Médicos despedidos por el laboratorio Takeda Pharma. Para hablar sobre ese tema desde Estación Central (Radio Sur, FM 88.3) se comunicaron con Julio Macera, secretario General Adjunto de la CTA Capital y Ricardo Peidro, secretario General Adjunto de CTA Nacional, ambos dirigentes de AAPM-CTA.

– Julio, contanos el contexto de cómo se dieron estos despidos.

– Sí, recién terminó la marcha, después de que la empresa aceptó iniciar un período de negociaciones. Lo que nos llevó a suspender las medidas hasta la próxima semana. Estos despidos, que hoy se confirmaron, fueron 14. La empresa alega que lo hace en el marco de una crisis y para garantizar las fuentes de trabajo, el viejo verso al cual no solamente la industria farmacéutica sino en general los empresarios nos tienen acostumbrados. Hecho esto, dicen que no hagamos lío porque si no tienen que echar a todos los demás.

Por supuesto que nosotros vamos a darle pelea, es una decisión tomada. La empresa en la primera reunión nos dicen ‘bueno, quédense tranquilos, que no solamente les vamos a pagar el 100% de la indemnización, sino que además vamos a abrir una línea y vamos a tomar a 9 más’. Es decir, despiden a este grupo de gente, pero nos dicen ‘vamos a tomar a 9 más’. Para nosotros los compañeros no son un número, ni un puesto de trabajo. Son compañeros, seres humanos, que viven, piensan, sienten y nosotros defendemos a esos compañeros.

Para peor esto se da en un marco de una serie de despidos, ya hubo otros 15 también en Laboratorio Glaxo, que hizo una reducción a nivel mundial. Frente a estos despidos de Glaxo, por la acción gremial que llevamos adelante se logró una conciliación obligatoria y los compañeros han vuelto a trabajar. Pero esto anuncia un clásico reacomodamiento industrial, frente a los cambios de gobierno.

– Hablamos de la industria farmacéutica, la mayoría multinacionales, con muchísima ganancia. Digamos que el eufemismo ahí es que en vez de garantizar la fuente de trabajo, lo que siempre pretenden es garantizar la cuota de ganancia. ¿Cómo es este movimiento habitual? ¿Siembre en vísperas de un cambio eleccionario importante se producen despidos?

– Exactamente, esto lo venimos viendo desde el 82 en adelante. El movimiento es clásico, se optimizan ganancias, se para fuerte frente al gobierno que viene, después reduce personal y después negocia con el gobierno que viene la toma de personal a cambio de que le aumente la ganancia. Hay veces que la decisión es más política. Al final de la dictadura y convencidos de que quien venía a gobernar era el Radicalismo, que en ese momento para ellos era su gran enemigo, una gran cantidad de Laboratorios Internacionales se fueron del país, cerraron las plantas y se fueron. Hoy la Industria es otra de los que se la han llevado en pala durante estos años.

Claramente se han visto afectados, y esto también hay que decirlo, en sus grandes ganancias, porque están muy ligados a la cuestión del dólar. Por eso para ellos era maravilloso el menemismo y todos los procesos donde el dólar se clava, porque ellos lo que tienen que hacer es llevarse dólares baratos y enviarlos a sus casas matrices disimulados como ‘compra de materia prima’. Porque así sacan la ganancia de este país.

Hoy, ante la imposibilidad de las importaciones, ellos alegan esta payasada por la cual se les hace difícil la producción. Lo que se les hace difícil es enviar divisas al exterior. El Laboratorio sigue ganando y mucho. Porque además, la industria farmacéutica a nivel mundial se ha concentrado masivamente. Entonces, este es el marco en el cual los tipos dicen ‘viene un nuevo gobierno, ajustemos ganancias al máximo y marquémosle la cancha al gobierno que viene’. Este es el planteo y lo pagamos los trabajadores.

557519_10151678934730892_1335245999_n– Yo me quedé con el punto ese de que van a echar compañeros con antigüedad y que van a poner gente nueva. Esto también tiene que ver con al tercerización del trabajo.

– Sí, de cualquier manera para la Industria los salarios son una anécdota. La Industria Farmacéutica no tiene cadena de costos, no es un tema central en la industria farmacéutica. La pregunta que ellos se hacen para fijar un precio no es cuál es la cadena de costos, sino ‘hasta qué precio lo podemos vender’. Y son así y esto ha sido así con todos los gobiernos, incluido este. Sale un producto y dicen ‘bueno, este producto dónde lo podemos meter. ¿Hasta cuánto lo podemos vender en este mercado?’

Sí hay una política que también fue histórica en la Industria, nosotros la hemos venido frenando bastante, que tiene que ver con esta cosa de fijar el valor de un trabajador en tiempo. Entonces, ‘pasó 6 años, ya no tiene valor este trabajador, vamos por uno nuevo’. Pero no por un problema de ganancia, nosotros hemos logrado que no exista casi la tercerización. Hay solamente dos empresas que venden servicio de Visitadores Médicos y que la hemos logrado controlar, así que realmente la situación está más que controlada en ese aspecto.

– Hola Ricardo Peidro, estábamos hablando con Julio sobre la importancia que tiene que este sea un año eleccionario, pero no desde el panorama del armado de listas, sino con la riqueza en la Argentina, que también es otra discusión.

– Acá nosotros estamos planteando el tema de las fuentes de trabajo. Nosotros tuvimos reuniones con las cámaras empresarias, especialmente con CAEMe, que es la cámara que agrupa a las multinacionales del medicamento, y muchas veces la excusa responde a las políticas globales, y despiden gente acá porque según ellos les ordenan desde sus casas matrices. Pero no hay razones para que en la República Argentina despidan gente. Los números le dan ganancias extraordinarias, tienen rentabilidad extraordinaria. Así que no hay ninguna justificación para lo que están haciendo, que son despidos, algunos encubiertos a través del supuesto retiro voluntario o despido directo, como acaba de ocurrir en este laboratorio en el que estamos hoy movilizados.

Así que bueno, nosotros continuamos con el plan de lucha, pero vemos un panorama muy serio con respecto al trabajo en la industria en general y en la industria farmacéutica en particular.

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados