Incendio en Felfort: «A esta patronal la vida del obrero no le importa nada»

Incendio en Felfort: «A esta patronal la vida del obrero no le importa nada»

img-20150724-wa0005-jpg_139456594Luego del incendio ocurrido el 24 de julio en la fábrica Felfort hablamos con uno de los trabajadores, el delegado Franco Idoeta, quien denunció las condiciones de inseguridad en las que se desempeñan.

Ese día, no sonaron las alarmas en el momento que se desató el fuego y los extinguidores estaban vacíos. El fuego se inició en el tercer piso por una falla en el tablero eléctrico de una cinta transportadora. En ese sector hay elementos plásticos de rápida combustión que se utilizan para elaborar chocolates y golosinas.

“Estábamos en el segundo piso y nos avisaron que en el tercero había humo. Aparentemente uno de los tableros hizo cortocircuito. El humo era terrible, irrespirable”, detalló. “Los compañeros de la brigada de incendio hicieron lo que pudieron con los pobres elementos técnicos que tenían”.

Así, contó que cuando trajeron el oxígeno los tubos estaban vacíos. “Nos dimos cuenta que estaban así porque hacia 5 meses que no le pagaban a la persona que tiene que rellenar el tubo”.

“La evacuación fue caótica porque la fábrica en 103 años hizo dos simulacros de incendios que se hicieron muy mal. Uno con solo treinta personas para no cortar la producción. Nadie sabia para donde salir y había jerárquicos de la empresa que no querían que salgan de la fabrica”

Por si esto fuera poco recordó que mientras los Bomberos combatían las llamas, llegó una de las dueñas, Marta Fort preguntando porque estaban todos en la calle. “¿Por qué no siguen trabajando?”, se quejó la mujer frente a los trabajadores que habían sido evacuados por seguridad. Sus palabras fueron registradas por los cronistas que cubrían el operativo de los Bomberos. “Yo soy la dueña y hago lo que quiero”, insistió.

“Día a día tenemos que lidiar con la actitud de esta patronal a la cual la vida del obrero no le importa nada”.

Asimismo, contó que al día siguiente los hicieron volver a trabajar a pesar de que “había un olor irrespirable. Estábamos diez minutos y te lloraban los ojos, la garganta era un fuego y muchos compañeros quedaron afectados, no del incendio, sino del otro día”.

“La fabrica tiene unas instalaciones que son como nueve pisos, por eso veníamos haciendo denuncias de que se tenía que hacer un simulacro, aún hoy la gente no está preparada para salir porque la fábrica es un laberinto. Si se incendia un piso, nadie sabe como salir”. Por eso señaló, que están pidiendo una comisión obrera independiente para controlar eso.

Fuente: www.laolla.tv

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados