Kleiman: «Nos parece necesario visibilizar este debate, porque sino nadie paga el costo de esta situación»

Kleiman: «Nos parece necesario visibilizar este debate, porque sino nadie paga el costo de esta situación»

Organizada por el Espacio Jurídico de la CTAA Capital, en la tarde de ayer se llevó a cabo -a través de videoconferencia- la disertación virtual titulada “Crisis de la Justicia y situación de sus trabajadorxs”. Participaron de la charla compañeros y compañeras de la Asociación Judicial Bonaerense, de la Comisión Interna del Fuero del Trabajo (UEJN), de la Federación Judicial Argentina (FJA) y de la Asociación de Empleados Judiciales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (AEJBA).
* Por Valeria Garay

Desde el Espacio Jurídico de la CTAA capital consideraron necesario comenzar a instalar una serie de debates sobre los problemas de funcionamiento de la Justicia -agravados por la pandemia- desde la óptica de las y los trabajadores.

“La idea de la charla de hoy surgió porque venimos conversando con un pequeño colectivo de abogados y abogadas de trabajadores sobre muchas cuestiones que hacen al ejercicio de nuestro trabajo, desde la óptica de las y los trabajadores. El coronavirus vino a agravar una situación deficitaria ya existente. Cuando escuchamos que hay que volver a la normalidad de Tribunales nos preguntamos a qué normalidad nos referimos, ¿Al trabajo en condiciones precarias y deficitarias?. Tampoco es normal la duración de los juicios -y que con la pandemia entendemos que los tiempos se van a alargar-, por lo que necesitamos empezar a pensar una solución de fondo a todo esto. No podemos naturalizar esta situación de un proceso largo con una sentencia que llega tarde y nunca repara el daño causado. Nos parece necesario visibilizar este debate, porque sino nadie paga el costo de esta situación”, expresó Pablo Kleiman, Coordinador del Equipo Jurídico de la CTAA Capital, para dar inicio a la charla.



Pablo Abramovich, secretario General de la Asociación Judicial Bonaerense, fue el primero en participar de la disertación y opinó: “Me parece que es importante poder encarar un debate sobre la situación de crisis que atraviesa el Poder Judicial desde la mirada de las y los trabajadores judiciales. En esta tarde junto con esta charla se está anunciando un proyecto de ley de reforma de la Justicia Federal, pero uno de los elementos que vuelve a aparecer ausente es la participación y la voz de los trabajadores”.

“Nosotros planteamos que es posible que el Poder Judicial de respuesta a las cuestiones que exigen resoluciones urgentes. Y también tenemos que decir que la respuesta de las patronales para garantizar ese funcionamiento, sin que eso implique el riesgo para la salud de los trabajadores y trabajadoras, ha sido absolutamente deficiente en todas las jurisdicciones. Las condiciones precarias de empleo que tuvimos antes de la pandemia se sostuvieron durante la misma. Con respecto a la crisis estructural, si hacemos una mirada amplia, lo que vemos es que en los últimos 20 años se ha priorizado en la inversión de recursos para el crecimiento de estructuras de la faz punitiva en una provincia que solo persigue delitos menores. Desde este lugar, creemos que este proceso de discusión de reforma que comienza hoy requiere poner en agenda temas que no están, que son estas cuestiones que tienen que ver con la vida diaria de aquellas personas que tienen que litigar en los tribunales”, concluyó Abramovich.



Para continuar con la charla, Cristian Carro, secretario General de la Comisión Interna del Fuero del Trabajo de la Unión de Empleados Judiciales de La Nación (UEJN), explicó: “Hablar de la Justicia del Trabajo es a la vez hablar del derecho protectorio del trabajo. Cando hablamos de infraestructura lo primero que tenemos que decir es que es imposible hacer el seguimiento de cómo estamos hoy sino hacemos el seguimiento de donde partimos. Y si bien hay algunas cosas que se van resolviendo, en términos estructurales la inversión que se ha hecho en la Justicia Nacional del Trabajo pone en evidencia la importancia política que el orden social, económico y cultural en el que vivimos le da a una de las herramientas que tienen los trabajadores para hacer valer sus derechos”.

Carro, al respecto de esto, agregó: “El derecho protectorio del trabajo tuvo un desarrollo enorme en los últimos 30 años, en contradicción con las posibilidades concretas que el Estado le daba para después hacer valer esos derechos; uno puede legislar, pero después cuando los trabajadores necesitan llevar a la práctica esos derechos resulta que no tienen los elementos materiales para acceder a la Justicia. La situación actual del Fuero Nacional del Trabajo a partir de la pandemia cambió mucho. Nosotros venimos trabajando mucho para que eso pase y aprovechar el mal momento para dar un salto cualitativo en la capacidad administrativa y en la celeridad de los juicios, pero para que eso ocurra necesitamos de parte del Gobierno Nacional, de la Corte Suprema, del Consejo de la Magistratura, de la Cámara del Trabajo, una dinámica y una mentalidad muy abierta que posibilite un cambio sustancial en el régimen interno de trabajo”.



A su turno, Karina Albarracín, secretaria de Géneros de la Federación Judicial Argentina (FJA), expuso: “Desde la secretaría de Géneros estuvimos trabajando en qué pasaba con la pandemia y el trabajo de los judiciales en el país. Dentro de los poderes judiciales, a partir del 19 de marzo, empezaron a decretarse distintas formas de trabajo y empezó a instalarse el teletrabajo. Vimos que todo aquello que veníamos defendiendo en el anterior gobierno con la reforma de la Justicia 2020 que se quería imponer, vino a instalarse durante la pandemia. Dentro de este mal llamado teletrabajo se vio que en las mujeres y disidencias se veía afectada la conciliación en la vida laboral y la vida en el hogar. Entonces en la secretaría de Géneros empezamos a trabajar los temas que eran necesario que se regularan en el teletrabajo. Nos empezamos a hacer preguntas y mi sindicato de base, la Federación Judicial, realizó un Convenio con la Suprema, donde se regula el teletrabajo”.

Al mismo tiempo la compañera aclaró: “Desde la pandemia no se vio soslayado ningún derecho de ningún trabajador o trabajadora que haya asistido y necesitado el derecho de la Justicia, porque el derecho de Justicia estuvo dado por los juzgados de turno y garantizado por los trabajadores y trabajadoras tanto de manera presencial como desde su casa con el teletrabajo. Si nos preguntamos cómo nos va a afectar el volver a trabajar de manera presencial, yo me pregunto cómo vamos a hacer, porque los lugares donde trabajamos no tienen la salubridad necesaria, estamos hacinados, por lo tanto no se mantendría la distancia social. Hablamos de la irresponsabilidad de los funcionarios y magristrados que creen que son conciliadores con los colegios de abogados, que son los que han presionado para que el Poder Judicial funcione en forma correcta. El Poder Judicial siguió funcionando, las urgencias han salido, por lo tanto no veo necesario que se empiece a trabajar de forma presencial, porque eso afectaría a la salud de todos y todas”.



Por último, Matías Fachal, secretario General Adjunto de la Asociación de Empleados Judiciales de la Ciudad de Buenos Aires (AEJBA), agregó al debate: “A las malas condiciones de trabajo que teníamos se suma la acusación de los grandes medios de comunicación de que el Poder Judicial no está funcionando, que no queremos trabajar y que por ello no hay Justicia. Lamento desmontarles la mentira a estos periodistas. Nosotros hicimos una encuesta desde nuestro sindicato hace dos meses y medio y el 7% de las y los compañeros que contestaron dijeron que estaban trabajando de manera presencial en los edificios; pero arriba del 67% lo hacía desde sus hogares con el mal denominado teletrabajo, hoy en día creo que son muchos trabajadores y trabajadoras más. Y del 26% restante, muchos están de licencia por cuestiones de salud o porque sus tareas no son teletrabajables, pero como ya se mencionó antes, todas las causas urgentes se han atendido”.

“Hoy se presenta con bombos y platillos un proyecto de reforma judicial por parte del Gobierno Nacional, proyecto que no conocemos, que seguramente esté lleno de buenas intenciones. Creo que debemos poder integrarnos en esa discusión los trabajadores y trabajadoras judiciales, pero también deben incorporarse muchos más sectores que trascienden a los componentes del Poder Judicial, porque hay que romper con que la Justicia sea solo un tema de las corporaciones políticas y de los profesionales. La Justicia es un tema demasiado importante para dejarlo solo en manos de abogados, de magistrados, de académicos y de doctrinarios. No se trata solo de que haya más jueces y juezas, se trata también de cómo nuestro Pueblo accede a la Justicia. ”, concluyó Matías Fachal.

Al término de las disertaciones de las y los compañeros, se dio lugar a un ida y vuelta con preguntas de los espectadores, que seguían la charla a través del canal de YouTube de la CTAA Capital. Contestadas todas las preguntas, Pablo Kleiman hizo un cierre de la actividad y expresó: “tenemos esta situación de atosigamiento y de disfunción del poder judicial, con una tasa de letigiosidad muy baja. Hace cuatro años desde el Espacio Jurídico de la CTAA Capital, junto al Observatorio del Derecho Social de la CTAA y con la Asesoría Jurídica Nacional, hicimos un trabajo y llegamos a la conclusión de que de los trabajadores y trabajadoras que tenían posibilidad de hacer juicio solamente el 6,8% lo hacía y así tenemos el Poder Judicial.”

Para ver la charla completa hacer click en el siguiente enlace: youtube.com/ctacapital

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados