“Los chicos no son peligrosos, están en peligro”

“Los chicos no son peligrosos, están en peligro”

caravana congresoLa Central porteña, el Espacio Encuentro Niñez y Territorio y otras organizaciones de la Ciudad y Provincia de Buenos Aires que se encuentran vinculadas a las problemáticas de la niñez, realizaron este miércoles 25 de septiembre una caravana por la dignidad de los pibes y pibas. Frente al Congreso de la Nación dijeron una vez más “No a la baja de edad de imputabilidad”.

A partir de las 12 del mediodía, las diversas organizaciones se fueron concentrando en una de las veredas del Parque Rivadavia, en el barrio porteño de Caballito. Los compañeros y compañeras pegaron afiches, repartieron volantes y dialogaron con los vecinos que se acercaban interesados en saber de qué se trataba la actividad.

Luego de que en plena campaña electoral -con vistas a los comicios que se desarrollarán en octubre- los candidatos retomaran la idea de bajar la edad de imputabilidad como política de seguridad, las organizaciones salieron a la calle a pelear por los derechos de los niños.

Frente al Parque Rivadavia, bajo el cálido sol del mediodía, Pablo Spataro, secretario General Adjunto de la CTA Capital explicó:Estamos acá porque seguimos diciendo que los chicos no son peligrosos, están en peligro; están en peligro de caer en el paco, en peligro de la falta de esperanza que muchas veces recorre nuestros barrios. Nos duele mucho que cuando se habla de la infancia se piense que la única solución es meterlos presos. Nosotros creemos que la solución es más trabajo para nuestras familias, vivienda digna y fundamentalmente también espacios donde nuestros pibes puedan estar contenidos, más plazas, más clubes, más centros recreativos. El problema de la infancia se soluciona con más Estado y mucha voluntad política para decir que los únicos privilegiados para nosotros son los chicos.”

Luego de permanecer por alrededor de una hora en el Parque, la caravana comenzó a desplazarse con rumbo al Congreso Nacional. Compuesta por varios micros y autos, la iba encabezada por un camión estilo mosquito, que transportaba a compañeros y compañeras que hacían malabares, batucada, sostenían las pancartas y repartían volantes con las consignas de la actividad: “Por la dignidad de los pibes; No a la baja de edad de Imputabilidad; No a la criminalización de nuestros chicos; Ni un pibe menos; Los pibes pobres no son los responsables de la inseguridad; Nuestros pibes necesitan abrazos, no encierro”.

Estela Rojas, referente de la organización Chicos del Sur, de Villa Fiorito expresó: “Estamos conscientes de que se utiliza el delito infanto juvenil como una excusa, cuando sabemos que los índices no son lo suficientes como para ameritar el tratamiento de esta ley. Las organizaciones que estamos presentes hoy estamos construyendo una infancia feliz, lo que necesitamos es que se tenga en cuenta la voz de aquellos que todos los días trabajamos con los pibes a la hora de determinar algunas políticas, porque no somos escuchados. Me gustaría que se pueda mirar a los pibes, que los abracemos, que entendamos que son ternura y que los podemos encontrar mirándolos a los ojos.”

Por su parte, Gilda Manco y Natalia Cillis, del Espacio de Trabajadores y Trabajadoras de Infancia de la CTA Capital opinaron: “En los medios hegemónicos se puso de nuevo en el tapete este tema de la baja de edad de imputabilidad y nosotros decimos que no es la solución, que los pibes necesitan abrazos, no encierro. Nosotros creemos que hay que poder generar políticas universales de calidad para todos los pibes”.

Ruca Hueney, de General Rodriguez, también dijo presente en esta Caravana. Omar Giuliani, referente de la organización explicó: “Venimos a poner el eje de debate sobre nuestros pibes en otro lugar. Esta intencionalidad desde sectores partidarios políticos del poder y de la corporación mediática de incorporar conceptualmente pibe pobre igual a delincuente o pibe pobre igual inseguridad es un eje de debate con el que nosotros no estamos de acuerdo. Vivimos en un país que sistemáticamente abandona su niñez y es irrisorio pensar que bajando la edad de imputabilidad, penalizando a nuestros pibes, se resuelve el problema de la niñez y menos aún la inseguridad.”

Finalmente la caravana llegó con sus colores y música al Congreso de la Nación. Allí, el camión se estacionó sobre Entre Ríos, para funcionar como escenario de los chicos, chicas y demás compañeros que se quisieran expresar. Las nubes y el fresco que se hicieron presentes ya por la tarde, no menguaron la alegría, el calor de las canciones y las palabras que los pibes tenían para decir.

A modo de cierre se leyó un documento firmado por todas las organizaciones que participaron y adhirieron a la caravana. A continuación se difunde el documento completo:

“No hay protección integral de derechos y una vez más se intenta avanzar en la criminalización de los pibes/as.

Las organizaciones sociales que decidimos, hace muchos años, organizarnos para marchar con nuestros pibes y pibas denunciando la situación de la niñez y exigiendo derechos, que hemos logrado instalar algunas políticas públicas progresivas para frenar el desamparo volvemos a denunciar que no alcanza.

No a la baja en la edad de imputabilidad 

Otra vez en el marco de las elecciones cuando algunos piden a gritos seguridad, las fuerzas políticas hegemónicas responden con proyectos de baja de la edad de imputabilidad para los pibes y pibas más pobres, como solución mágica, sabiendo que eso no dará respuestas reales.

Se está usando a los pibes/as de chivo expiatorio, tratando de ganar votos con propuestas mentirosas que esconden y llenan de impunidad a los dueños del negocio del delito y la seguridad. Se trata de adultos vinculados a distintos dispositivos de poder, que utilizan a los pibes/as como rehenes en los circuitos delictivos.

Los pibes/as en realidad son el último eslabón en la comisión de algunos delitos. ¿Quiénes son los autores intelectuales que organizan el crimen? ¿Qué actores se encuentran involucrados en la logística de las empresas criminales?

A nuestros pibes/as se los construye como victimarios, se los etiqueta como criminales y como los culpables principales de la inseguridad. Son pocas las voces de los que denunciamos las múltiples inseguridades sociales que padecen: la violencia institucional, la falta de espacios de contención, las pocas oportunidades, la incitación permanente a un consumo inalcanzable, el contacto directo con la muerte.

En lugar de realizar una apuesta sólida y real a modificar las condiciones de vida de nuestros pibes, se invierten cada vez más recursos en políticas represivas, en desmedro de las políticas que efectivicen derechos. Resulta obsceno creer que un niño/a es un sujeto de derecho recién cuando es alcanzado por el sistema penal.

Los integrantes del Observatorio de Adolescentes y Jóvenes afirman -luego de años de investigación sobre la temática- que los datos empíricos desmienten el diagnóstico mediático relacionado con el aumento de delitos graves cometidos por adolescentes. Según el «informe sobre el funcionamiento de la Justicia de Menores en la Provincia de Buenos Aires 200-2012″ desde 2003 hasta 2012, las causas por delitos contra la propiedad, han descendido, y también los homicidios». ¿Qué resuelve el encierro? ¿Porque creen que endurecer las penas disuade a la hora de cometer un delito? ¿Qué consecuencias genera el encierro en el cuerpo y la psiquis de nuestros niños/as y adolescentes? El sistema penal castiga, separa, excluye, deja marcas imborrables, no incluye, no integra, no repara. 

La mano dura no resuelve el problema sino que agrava la violencia. Pareciera que la penalización es el único camino, sin embargo los que trabajamos junto a los chicos somos un claro ejemplo de que existen otras posibilidades.

 Decimos ¡NO A LA BAJA! Y sí a la alegría, a la salud, a la educación que queremos, a la vivienda digna. Sí a la mirada que abrace, que se anime a encontrarse en los ojos de los pibes/as, que no les dé la espalda porque no hay peor abandono que la indiferencia. Sí a la construcción colectiva de cultura, de espacios nuevos, de presentes felices y futuros posibles. Sí a la apuesta por una vida que merezca ser vivida por nuestros pibes/as.”



Encuentro Niñez y Territorio: 
Chicos del Sur – El Transformador – Hijos del Campo – Ruca Hueney – Pañuelos en Rebeldía – Colectivo de Trabajadores/as de Niñez en CTA Capital – CTA Capital – Asociación Civil El Palomar-Juventud CTA Provincia – Boombatuke batucada Espacio Cultural Club Estrella del Sur Los Hornos – Portal del Sol 

Fundación Che Pibe

age: ES;»>Foro por los Derechos de la Niñez y la Adolescencia de la Prov. de Buenos Aires

Marea Popular

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados