La compañera Stella Maris Moreno junto al compñaero Marcelo Fiscina participaron de la jornada sobre violencia laboral dictada en el CISPREN de Cordoba y coordinadas por el Licenciado Carlos Manzo

La compañera Stella Maris Moreno junto al compñaero Marcelo Fiscina participaron de la jornada sobre violencia laboral dictada en el CISPREN de Cordoba y coordinadas por el Licenciado Carlos Manzo

Con la participación de un gran número de compañeros el miércoles y jueves pasado se realizó en la sede del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren-CTA) la Jornada-Taller sobre “Violencia laboral”.

ImageProxyLa actividad, organizada por el Instituto de Salud y Medio Ambiente Laboral (ISLyMA-CTA), fue coordinada por el licenciado en Trabajo Social, Carlos Manzo, Secretario de Formación de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) y de la Federación Judicial Argentina (FJA-CTA).
Carlos Manzo habló con claridad sobre las causas de la violencia y sus consecuencias.
También asistió el secretario de Salud Laboral de la CTA Capital, Marcelo Fiscina, y los secretarios generales de la CTA de la provincia de Córdoba y de la CTA Córdoba Capital, Guido Dreizik y Guillermo Pavan, respectivamente.
El presidente del ISLyMA, Eduardo Ahamendaburu, acompañado por la Secretaria de Salud de la CTA provincial, Silvia Belga, le dio la bienvenida al compañero Manzo.
Ahamendaburu agradeció su presencia y destacó la disposición “para dialogar porque es a través del diálogo que los trabajadores podemos, con conocimiento de causa, defender sus derechos”
En la presentación el titular del ISLyMA rindió un homenaje al compañero Luis Benencio, fallecido años atrás, quien también militó en la Federación Judicial Argentina y fue un combativo dirigente cuando fue trabajador de Astilleros Río Santiago.

Un problema estructural

ImageProxy (1)En la Jornada-Taller Manzo expuso sus claros conocimientos sobre el tema de la violencia laboral en la justicia, en el caso específico de la provincia de Buenos Aires, y en ese sentido manifestó qué a partir de la reforma laboral en el fuero penal bonaerense se inició un complicado proceso que afectó directamente a los trabajadores.
“Comenzaron las licencias psiquiátricas, los sumarios administrativos y aumentó el uso de medicamentos antidepresivos como el Rivotril, y fue entonces que el sindicato judicial empezó a acompañar y asesorar a los compañeros”, expresó.
Conceptualizó que “la violencia laboral es un problema estructural porque es crónico, abarca todos los niveles de organización y a gran cantidad de gente dentro de la misma y es producto de decisiones tomadas en los niveles superiores”, aseguró
Por otra parte, definió a la violencia psicológica laboral “como el conjunto de conductas desplegadas por responsables que destruyen por su repetición e impunidad la capacidad laboral y la integridad física y psíquica de los trabajadores, siempre refiriéndome al ámbito del Poder Judicial”.
En la doble jornada participaron trabajadores de ATE-Córdoba, judiciales, del sindicato de Amas de Casa de San Juan, Cispren, de la secretaría de Discapacidad de la CTA-Córdoba y compañeros de Cicop de Buenos Aires.
Fotografías Bárbara Arias–Prensared
Fuente: www.prensared.org
* Equipo de Comunicación de la CTA Córdoba

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados