Comunicado ante el anuncio de la reducción de tropas argentinas en Haití

Comunicado ante el anuncio de la reducción de tropas argentinas en Haití

Haiti1Ante el anuncio del gobierno argentino que a partir del primero de abril reducirá su participación en la Misión de NN.UU. por la estabilización de Haití (MINUSTAH), dejando a 70 efectivos, mayormente personal sanitario para la atención hospitalaria, el Comité Argentino de Solidaridad Por el retiro de las tropas de Haití quiere expresar su satisfacción y cautela.


Satisfacción, porque parece ser un paso en la dirección reclamada desde hace muchos años, por el pueblo de Haití, que ve la MINUSTAH como fuerza de ocupación y se moviliza exigiendo que se vaya; por el Senado de Haití que ha votado dos veces por el retiro de todas las tropas; y por muchas organizaciones, movimientos y personas de nuestro país y continente que nos hemos solidarizado con su demanda, compartiendo el anhelo de que los países de América latina, sobre todo, dejen de cumplir el triste papel de ocupantes por encargo y deciden ejecutar una verdadera política independiente de cooperación solidaria con el pueblo haitiano.
Satisfacción, porque según informó Cancillería a integrantes del Comité, la decisión de retirar las tropas responde no sólo al mandato del Consejo de Seguridad sino también al reconocimiento de la razón de las denuncias y reclamos que el Comité viene haciendo insistentemente. Desde Cancillería, se reconoce además la creciente tensión social y política que se vive en Haití – debida en gran parte a la intromisión permanente de poderes extranjeros como EE.UU. – y el peligro de que las tropas argentinas se vieran involucradas en tareas de represión directa a la población.
Cautela, porque aún así, la Argentina sigue formando parte de una fuerza de ocupación, la MINUSTAH, que continua operando en contra de los derechos y necesidades del pueblo haitiano. No son fuerzas de paz, como reivindica el Ministerio de Defensa, ni debería estar Argentina orgullosa de seguir participando durante más de 10 años en la ocupación de otro pueblo. Sobre todo un pueblo precursor en la defensa de los derechos humanos, en la abolición de la esclavitud, en la lucha de toda América por liberarnos del yugo colonial.
Desde el Comité Argentino de Solidaridad Por el retiro de las tropas de Haití, llamamos a seguir atentos al desarrollo de la situación, a asegurar que se haga efectivo el retiro anunciado y a continuar insistiendo en la urgencia del respeto a la soberanía y los derechos del pueblo haitiano, por el retiro de todas las tropas de ocupación y el fin de la MINUSTAH, por el fin de la impunidad y que NN.UU. se haga responsable de las violaciones, las muertes, la introducción de la epidemia de cólera y otras consecuencias de su presencia en Haití.

Reiteramos asimismo la demanda de que Argentina contribuya, junto a los demás países de América Latina y el Caribe, con el desarrollo de iniciativas de cooperación solidaria frente a las necesidades del pueblo haitiano.  Convocamos nuevamente a la población argentina, a todas las organizaciones y movimientos populares, a sumarse en estos reclamos junto al pueblo de Haití.

Comité Argentino de Solidaridad Por el retiro de las tropas de Haití
Exigimos el retiro de las tropas militares de Haití porque atendimos el reclamo de las organizaciones de trabajadores y el Pueblo Haitiano acerca de las consecuencias de la ocupación

A catorce años de la resolución 1529 de las Naciones Unidas que creaba la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (MINUSTAH), el gobierno argentino ha anunciado la decisión de reducir su participación en la misma, que cuenta con cerca de 400 tropas militares, dejando solamente a 70 efectivos, siendo la mayoría personal sanitario prestando funciones en el Hospital móvil.
El 29 de febrero de 2004 se realizó un golpe de Estado impulsado por el entonces presidente estadounidense George W. Bush que derrocó al presidente electo de Haití, Jean-Bertrand Aristide, del Partido Lavalas, quien fue secuestrado y deportado hacia África. La resolución de la ONU antes mencionada, fue firmada el  mismo día del golpe. En varios países de América Latina se fueron organizando diversos comités por el retiro de tropas. La CTA-Autónoma forma parte del capítulo argentino junto con otras organizaciones como el SERPAJ, Diálogo 2000, Jubileo Sur y personalidades reconocidas en la defensa de Derechos Humanos como el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel y Nora Cortiñas de Madres de Plaza (Línea Fundadora) entre otros/as junto a diversas organizaciones populares de nuestro país.
La MINUSTAH tuvo innumerables denuncias, entre ellas, por ser parte de la represión de la protesta social, violación de jóvenes, torturas y la reintroducción de la cepa del cólera en Haití, enfermedad que había sido erradicada hace varias décadas entre otras. El terremoto que asoló al país a inicios del 2010 fue una nueva “excusa” para que las tropas se mantuvieran. Posteriormente se realizaron elecciones presidenciales que fueron consideradas ilegítimas por la mayoría de las organizaciones obreras y populares que denunciaron el fraude y llevaran a la presidencia a Michel Martelly, de pasaporte Norteamericano según la denuncia del Senador Jean Charles Moise quién promovió en dos oportunidades las resoluciones del Senado Haitiano, exigiendo el retiro “inmediato” de las tropas cuya misión encabezan: EE.UU, Canadá y Francia con la inaceptable complicidad de muchos Gobiernos de nuestro continente, entre ellos, la Argentina.
La permanencia de la MINUSTAH se fue postergando con el anuncio de un retiro progresivo luego del retrasado llamado a elecciones para renovar las autoridades y la acefalía parlamentaria.
La negativa por parte del gobierno argentino ante los diversos reclamos ante el envío de tropas luego de enviar petitorios y la aprobación parlamentaria de prórroga anual de la misión (la última a fines del año pasado) parecía que ese pedido cayera en saco roto.
El anuncio del retiro produce satisfacción porque parece ser un paso en la dirección reclamada desde hace muchos años, pero sobre todo era un reclamo del pueblo de Haití, que ve la MINUSTAH como fuerza de ocupación. Esa satisfacción también se debe a que la Cancillería reconoció en varias oportunidades la razón en las denuncias y reclamos del  Comité en Argentina. Del mismo modo, el gobierno argentino consideró que la creciente tensión social y política que se vive en Haití era un el peligro de que las tropas argentinas se vieran involucradas en tareas de represión directa a la población.
Sin embargo, ante esa buena noticia por parte del Ministerio de Defensa, tenemos ciertas cautelas. Porque todavía la Argentina sigue siendo parte de una fuerza de ocupación en el marco de Naciones Unidas, MINUSTAH y todavía no se efectivizó el retiro anunciado, teniendo como fecha el 1º de Abril de este año. En ese sentido, seguimos insistiendo en la urgencia del respeto a la soberanía y los derechos del pueblo haitiano, llamamos al conjunto de las organizaciones populares por el retiro de todas las tropas de ocupación y el fin de la MINUSTAH, por el fin de la impunidad y por otro tipo de cooperación como hacen Cuba y Venezuela, que demuestran que un mundo mejor es posible, pero sobre todo necesario.
Fernando Cardozo – Secretario de Relaciones Institucionales CTA Capital.
Fernando Pita – Equipo de Relaciones Institucionales e internacionales CTA Capital.

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados