Construyendo propuestas de cuidado desde una mirada de las y los trabajadores de la Educación

Construyendo propuestas de cuidado desde una mirada de las y los trabajadores de la Educación

Durante la mañana de hoy compañeros y compañeras de la Central porteña participaron de una charla virtual con especialistas en seguridad e higiene -organizada por la Coordinadora de Auxiliares de la Educación de CABA, ATE Nacional y la CTAA Capital- sobre los protocolos para el regreso presencial a las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires.

* Por Valeria Garay

Bajo la pregunta disparadora sobre si estamos preparados y preparadas para el retorno de las clases presenciales en las escuelas, en la charla vía zoom se compartieron experiencias y saberes sobre protocolos frente al Covid-19 en los ámbitos laborales, en especial los educativos.

Martín Gómez, de la Coordinadora de Auxiliares de la Educación de CABA presentó la charla y expresó: “El retorno a clases es algo que nos preocupa realmente, teniendo en cuenta que en estos cinco meses de aislamiento los Auxiliares de la Educación no han tenido ningún tipo de protección y ahora el Gobierno de la Ciudad de manera arbitraria saca un protocolo con cosas que se deben cumplir, que son las que se deberían haber cumplido desde hace cinco meses. Durante todo este período los trabajadores quedaron a la buena de Dios. En ese sentido es fundamental que nos encontremos para ver a qué nos enfrentemos y por qué nos oponemos a volver a clases, que no es un capricho”

El compañero Rodolfo Arrechea, Coordinador Nacional de Salud de ATE Nacional y la compañera Clarisa Gambera, Directora del Departamento de Géneros de ATE Nacional y Secretaria de Géneros de la CTAA Capital, estuvieron a cargo de darle inicio a la charla.

“Desde el punto de vista sanitario estamos en una situación muy compleja, porque nadie puede entender que en el momento de mayor cantidad de circulación del virus se prioriza en la Ciudad de Buenos Aires una apertura. Hay dos argentinas, una es la que pasa en los hospitales, al límite. Y afuera de los hospitales una circulación impresionante de la sociedad, que obliga a las y los trabajadores de Salud a redoblar el esfuerzo con menor cantidad de personal”, explicó Rodolfo Arrechea, responsable del Área de Salud de ATE Nacional y secretario General de la Junta Interna del Hospital Rivadavia.

El compañero además informó: “Ya tenemos hospitales colapsados. No puede ser una opción: la salud o la economía. Hoy hay que priorizar la vida, porque es increíble que naturalicemos más de 300 muertos por día, que son ciudadanos, compatriotas, que tienen nombre, apellido, que tienen hijos, pertenencias. La situación es que por ahí va a haber camas pero no va a haber personal, porque no se da más con el agotamiento físico y mental. Hay que decir que se justifica el haber comenzado temprano la cuarentena porque estábamos con el sistema destruido, en la Ciudad al año 2016 se eliminaron 700 camas y se intentó hacer el 5×1, que hubiera sido una tragedia. Había 325 camas de terapia intensiva cuando comenzó la pandemia, hoy hay 450, pero tenemos un poco más de 340 ocupadas.”

A su turno, Clarisa Gambera, secretaria de Géneros de la CTAA Capital, se enfocó ya de lleno en la situación de las escuelas y de la comunidad educativa y expresó: “Pasamos la crisis de las canastas alimentarias, la crisis de los protocolos, la crisis del cuidado, porque cuando las escuelas están cerradas son muchos pibes los que quedan caídos del mapa de los cuidados. Hablamos del sostenimiento pedagógico en un proceso de virtualización forzada que se hizo con equipos propios. Toda la brecha digital que acaba de descubrir Larreta y que nosotros veníamos denunciando, hace muchos años que las chicas y chicos dejaron de recibir computadoras. Mientras tanto, las y los Auxiliares de Educación siguieron en la escuela. Son el sector de trabajadores de la Ciudad que no se pudo quedar en casa y que tuvo que armar protocolos de cuidados sobre la marcha”.

“Al pensar en las y los trabajadores esenciales de la Ciudad me parece importante poner en relieve la precariedad. Veníamos diciendo que la precariedad nos expone a condiciones de vulnerabilidad. Estamos con la escuela abierta desde que empezó la crisis sanitaria y eso tuvo costos para nosotros y tenemos que empezar a pensar cómo se revierte la precariedad, porque nos cuesta la vida, y pensar que la vuelta a clases -cuando sea el momento, que no es ahora- debería ser con protocolos de cuidados”, concluyó la compañera.

Magalí Arocena, Licenciada en Seguridad e Higiene y Directora de Capacitación de ISST- ATE, fue una de las invitadas especiales a participar de la charla y por su parte dijo: “Volver a trabajar de manera presencial en algún momento lo vamos a tener que hacer y debemos hacerlo en condiciones seguras. Hay una brecha digital que no se ha podido salvar, no sé si la respuesta es la vuelta a los gabinetes digitales. El protocolo no parece estar mal escrito, es técnicamente correcto, pero la definición de la vuelta a las aula pasa por otra cuestión. Sin participación no podemos discutir protocolos, pero sin la información técnica necesaria y sin el conocimiento del territorio seria muy difícil.”

Luego fue el turno de las compañeras del Comedor Comunitario Feminismo al Palo, Organización territorial Somos fuego de la CTAA Capital, Janet Mendieta y Ruth Sabanes, quienes expusieron y compartieron en power point los protocolos que fueron armando en su organización. “En los barrios populares lo que pasa es que este “quedate en casa” no va. El Bachillerato se cerró, pero al comedor hubo que reforzarlo. Y en los protocolos generales que aparecián, este tipo de trabajo no estaba contemplado, ni tampoco es considerado trabajo esencial. Fue toda una lucha paso a paso poder lograr cada cosa, porque no estaban tomando en cuenta a las y los trabajadores comunitarios y por eso hubo que generar protocolos propios”, explicó Ruth Sabanes. Mientras que Janet Mendieta agregó: “El barrio ya venía con problemáticas que con la pandemia se profundizaron. No es lo mismo la pandemia en Recoleta que acá. Acá, en la Villa 31, vivimos hacinados, estuvimos 12 días sin agua y eso fue lo que hizo que el rebrote tuviera un pico alto. Sin embargo, fuimos uno de los comedores que con la ayuda de muchas compañeras que tienen conocimientos en Salud nos fuimos cuidando entre nosotras. Y en nuestro comedor hasta el día de hoy no hubo contagios.»

Margarita Contarelli, Directora del Distrito Escolar 6 y Educadora Popular del Bachillerato Popular Salvador Herrera, del FOSH-CTAA Capital, a su turno quien dijo: “Nosotros frente al primer protocolo que se elaboró, pedimos una Mesa Interdisciplinaria porque entendíamos que la Escuela no podía estar solamente supeditada a las cuestiones médicas, porque involucra muchísimos más aspectos. La Escuela es una gran organizadora social, pero tenemos que buscar los canales para que las niñeces no queden desprotegidas, la no cercanía deja huellas. Por otro lado, se mal informa al conjunto de los televidentes o radioscuchas y tenemos que soportar que digan que los maestros somos vagos, cuando hemos tenido que duplicar y triplicar nuestro trabajo. Y por último quiero decir que la escuela no es un ciber cafe.”

Aylén Galante, Docente del D.E. 5 y Educadora Popular del Bachillerato Popular Salvador Herrera, sumó su mirada: “Creo que la salida siempre va a ser colectiva y por eso felicito esta iniciativa y me alegro de estar acá, porque ya no somos solo los docentes en esa soledad de la pelea educativa, sino que si hay algo medianamente bueno que ha surgido en esta cuarentena es que nos ha unido. La escuela se ha territorializado”.

“No estamos muy cerca de resolver esta situación del Covid. En cuanto al protocolo que está circulando en relación a los espacios digitales en las Escuelas, me parece muy interesante la apreciación de cómo se hace el protocolo, quién lo aplica y cómo se le da funcionamiento”, expresó Daniel Ferro, maestro y Director de Escuela en la zona sur de la Ciudad y Educador Popular del Bachillerato Popular Salvador Herrera, al cierre de la instancia de panel.

Al término del panel se abrió una ronda de debate que le dio la posibilidad de participar a todas y todos los presentes en esta charla virtual.

Para cerrar, Martín Gómez, de la Coordinadora de Auxiliares de la Educación de CABA propuso la conformación de un equipo de trabajo para la elaboración de un protocolo propio. Mientras que Rodolfo Arrechea invitó a participar de un homenaje que se realizará el jueves a las 13 horas a trabajadores y trabajadoras de la Salud fallecidos por Covid-19 en estos cinco meses.

También se anunció para este jueves a las 11 horas la realización de una concentración en el Ministerio de Educación de la Ciudad, con una olla popular, para acercar todos los reclamos de las y los Auxiliares de la Educación.

El encuentro estuvo moderado por Daniela Rodriguez, secretaria de Formación de la CTAA Capital, quien además planificó la actividad y colaboró en la organización de la misma junto con Nicolás Rodriguez Saá, también miembro de la Mesa Ejecutiva de la Central Porteña. Estuvo presente, además, en el encuentro virtual Pablo Spataro, secretario General de la CTAA Capital.


Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados