Dos trabajadoras fueron incorporadas al PAMI a partir de un acto reparatorio

Dos trabajadoras fueron incorporadas al PAMI a partir de un acto reparatorio

Luana Volnovich, Directora Ejecutiva del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados -más conocido como PAMI- junto al Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, formalizaron ayer, durante un acto, la designación de dos trabajadoras hijas de detenidos-desaparecidos durante la última Dictadura Militar, quienes trabajan en ese momento en la obra social.

* Por Valeria Garay

María José Luján, hija de María Cristina Mazzuchelli, y María Victoria Ventura, hija de Carlos Marcelo Ventura -dos de los ocho trabajadores de la obra social detenidos-desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar. Fueron designadas ayer durante un acto en el que participaron Taty Almeyda, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; Lita Boitano, de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas; e integrantes de la Comisión de Trabajo por la Reconstrucción de Nuestra Identidad entre otros.

“El trabajo de la búsqueda de la Memoria, la Verdad y la Justicia siempre estuvo presente en la mente de aquellos que empezamos a rastrear qué había pasado con los trabajadores del PAMI durante la última Dictadura. Así llegamos a encontrar que ocho compañeros y compañeras habían sufrido la detención primero y la desaparición forzada de persona con posterioridad. Pero también que había una ignominia que lesionaba la búsqueda de la verdad, era que sus legajos mentían sobre la causa que daba como resultado una inasistencia reiterada por más de cinco días corridos y que de esa manera se permitía al Estado empleador desvincular al trabajador o trabajadora por no concurrir a su puesto. Por eso se hace necesaria la reparación de esos legajos, que son 8 en el PAMI y miles en todo el Estado. De allí que ayer se procedió primero a reparar los legajos con el cambio de la causa de finalización de la relación laboral diciendo que las y los trabajadores habían sido detenidos y posteriormente sufrido la desaparición forzada de persona”, explicó Marcelo Fiscina, secretario de Salud Laboral de la CTAA Capital y miembro de la Junta Interna de ATE en el PAMI.

“Así se abre la posibilidad de que los hijos de los trabajadores fallecidos hagan uso del derecho a ocupar ese puesto de trabajo. De esta manera se incorporó a dos hijas de desparecidos como trabajadoras del PAMI. Seguimos peleando por mucha más Verdad, mucha más Justicia y mucha más Memoria. No nos reconciliamos y no perdonamos”, concluyó Fiscina.

La designación de las dos trabajadoras se encuadra en la normativa vigente: el decreto 1199 -firmado en 2012 por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner- de reparación documental de los legajos laborales que establece que en caso de muerte de un trabajador o trabajadora uno de sus descendientes o cónyuge tendrá garantizado el ingreso al Instituto. Por lo tanto la incorporación de las dos trabajadoras en la planta permanente de PAMI se encuadra en normativas vigentes que permitieron, en articulación con Comisión de Trabajo por la Reconstrucción de Nuestra Identidad, atender la solicitud de las dos mujeres para acceder a los puestos de trabajo como una manera de reivindicar la memoria de sus padres.

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados