Fuerte rechazo al ‘Servicio Cívico Voluntario’

Fuerte rechazo al ‘Servicio Cívico Voluntario’

El pasado martes 16 de julio el Gobierno Nacional publicó en el Boletín Oficial la resolución 598/2019, que informa la creación de un «Servicio Cívico Voluntario en Valores” para jóvenes de 16 a 20 años, a cargo de Gendarmería Nacional y bajo la órbita del Ministerio de Seguridad, que encabeza Patricia Bullrich. Las secretarias de Derechos Humanos, Formación y de Géneros de la CTAA Capital opinaron sobre las implicancias de este servicio militar encubierto.

* Por Valeria Garay

Inmediatamente después de la publicación en el Boletín Oficial, los organismos de Derechos Humanos salieron a manifestarse en contra de esta resolución por, entre otros factores, considerar que el Ministerio de Seguridad solo puede fomenar los valores de la represión y la exclusión.

Consultada sobre este tema, Margarita Noia, secretaria de Derechos Humanos de la CTAA Capital, expresó: “El Gobierno ha presentado una propuesta para los jóvenes con el fin de garantizar los valores republicanos y democráticos, creando un “Servicio Cívico Voluntario” el cual estaría a cargo de la Gendarmería Nacional. Deberíamos señalar algunas consideraciones obvias, como ser que llama la atención que quienes se hacen cargo de garantizar los valores democráticos y republicanos no serán las escuelas sino las fuerzas de ‘seguridad’.


“Asimismo, deberíamos prestar seriamente atención al tan vapuleado sistema educativo público y privado. La educación en la Argentina se rige por medio de la supervisión del Ministerio de Educación, que llamativamente no tiene a cargo ninguna escuela, pero que establece los programas educativos que deberían educar en ‘valores’, entre los cuales está establecida la formación de ciudadanos democráticos. En este sentido, llama la atención que en el nivel Secundario la materia Educación Cívica tiene una mínima carga horaria, por lo cual si queremos formar a nuestros jóvenes en esos valores deberíamos hacer primero algo mucho más simple que crear un Servicio Cívico Voluntario”, agregó la secretaria de Derechos Humanos.


“El otro aspecto que deberíamos considerar es el problema que se presenta con los y las jóvenes que no tienen acceso al trabajo y en consecuencia tampoco los medios para continuar sus estudios. Hay muchas otras posibilidades que la de “reclutar” un voluntariado en las fuerzas de seguridad, por lo cual deberíamos considerar que en realidad hay otros objetivos ocultos del Gobierno al hacer ésta ‘propuesta’”, analizó Margarita.


Quien además planteó: “En primer lugar, es parte de la campaña ideológica de instaurar la idea de que la seguridad y la represión son un elemento constitutivo fundamental de la democracia, lo que lleva implícito una suerte de olvido, que no deja de ser un perdón por los crímenes ocurridos durante el genocidio. En segundo lugar, debemos considerar que no podemos volver atrás con el derecho ganado de abolir el servicio militar, nuestros jóvenes no necesitan ningún tipo de enseñanza por parte de la Gendarmería, la cual se ha dedicado a reprimir trabajadoras y trabajadores, como así también violar y asesinar a integrantes de los Pueblos originarios. Lo que se necesita es trabajo genuino, con aportes y salarios dignos, y recuperar la posibilidad de continuar sus estudios secundarios y/o universitarios en establecimientos públicos. Quienes defendemos los Derechos Humanos le decimos no a la mano dura, no a la obediencia debida, si al derecho a trabajar, estudiar y pensar libremente.”

Daniela Rodriguez, secretaria de Formación de la CTAA Capital y Educadora Popular, también se refirió al tema y opinó: “Las y los educadores populares sabemos que las y los jóvenes que ni trabajan ni estudian lo que necesitan es que dejen de estigmatizarlos, criminalizarlos y subestimarlos. Sabemos que necesitan un espacio donde primero que nada sean valorados y escuchados, necesitan referencias positivas de lxs adultxs que lxs rodean y construir con ellxs a la par . Lxs jóvenes que la Ministra asesina y represora de Bulrrich quiere convocar, son los mismos que hace más de 10 años pueblan nuestros bachilleratos populares, jóvenes que han sido expulsados de un sistema educativo que no se adapta a sus necesidades, que no comprende y que no rompe las barreras entre las aulas y el territorio.”


“Las pibas y pibes no trabajan porque no hay empleo o lo que hay muy precario. Lxs pibxs no estudian porque sus padres y madres no estudiaron, porque esta sociedad que los estigmatiza también desvaloriza la Educación, porque no hay escuelas en su barrio, porque las que hay están en pésimas condiciones, porque les quitaron la posibilidad de proyectar un futuro.
Somos las y los docentes, las y los educadores populares y las y los trabajadores de la niñez y adolescencia quienes estamos capacitadxs para su formación, y no los gendarmes que bajo la doctrina Bullrich han sido aleccionados para matar por la espalda o para mentir a la hora de encubrir los hechos”, explicó Daniela en su análisis.


La Educadora además agregó: “Le hacemos a la Ministra una contra propuesta: que vengan los gendarmes a nuestra Escuela así aprenden a no matar por la espalda; a que los derechos se defienden; a entender que este gobierno neoliberal y asesino los utiliza aún en su propia contra y en contra de su pueblo, a poner el cuerpo para que los Benetton conserven sus tierras mientras que ellos no tienen ni vivienda donde vivir. Son hipócritas las intenciones de Patricia Bullrich, no le importan lxs pibes, y con este proyecto lo que busca es llegar a aquellos que no pueden ver más que el árbol frente al bosque y que confunden al enemigo. El enemigo no son lxs pibxs, son las políticas de hambre y de saqueo, son las políticas de destrucción de lo público y de quita de derechos.”

Por su parte, Clarisa Gambera, secretaria de Géneros e Igualdad de Oportunidades de la CTAA Capital e integrante del Espacio de Niñez y Territorio, dijo: “Desde Niñez y Territorio queremos repudiar esta propuesta.Gendarmería lo está promocionando como una ‘oportunidad’, cuando en realidad una oportunidad para los chicos y las chicas es el acceso a una salud y a una educación de calidad, la posibilidad de seguir estudiando, la posibilidad de tener un horizonte de empleo.”

“La realidad es que nuestro país tiene leyes de protección de derechos que establecen que los niños son prioritarios para toda la asignación presupuestaria de políticas públicas, que por su puesto no se cumplen. Somos un país que adhirió a la convención de los derechos de las niñas y los niños, tiene rango constitucional, entonces acceder a derechos es algo que debe garantizar el Estado y no una supuesta oportunidad que tendría que dar una fuerza de seguridad en un contexto de represión, ajuste y desfinanciamiento de las políticas públicas, que venimos denunciando desde las distintas organizaciones y desde los espacios de niñez”, argumentó Clarisa.

“Los chicos ‘ni ni’, como los llaman ellos, lo que evidencian es desempleo, destrucción de trabajo y crisis del sistema educativo por desfinanciamiento. Esto que están haciendo es para la tribuna, es más de lo mismo en cuanto a mensaje electoralista, igual que con el mensaje de bajar la edad de imputabilidad de los pibes. Hay chicos que no estudian ni trabajan, entonces, en vez de hablar de las vacantes que no tenés, de las propuestas que la escuela no puede dar porque se está cayendo a pedazos, en vez de decir que las viandas de los comedores son para llorar, en vez de decir que el primer empleo los chicos no lo tienen porque no hay empleo, hablamos de cómo bajar los indicadores de los pibes ‘ni ni’, con una colimba encubierta. Ojalá no entremos en este debate porque está alejado en materia de derechos con los que suscribe la Argentina como país”, concluyó la compañera de Niñez y Territorio.

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados