Revés para Milani en la causa por la desaparición del soldado Ledo

Revés para Milani en la causa por la desaparición del soldado Ledo

01El juez federal de Tucumán Daniel Bejas rechazó un pedido del jefe del Ejército, César Milani, para excluir una prueba clave que pesa en su contra por la desaparición del soldado Alberto Agapito Ledo durante la última dictadura.

Fuentes judiciales informaron que el magistrado negó la solicitud para excluir como prueba las copias certificadas del legajo de deserción, confeccionada por Milani y por la cual se le había atribuido la desaparición del soldado del Batallón de Ingenieros 141 de La Rioja el 17 de junio de 1976.

Asimismo, el magistrado rechazó un pedido para declarar nula la acusación del fiscal federal Carlos Brito contra Milani, a quien en diciembre pasado pidió sea citado a prestar declaración indagatoria por los delitos de «falsedad ideológica y encubrimiento» por la desaparición del conscripto.

Las copias certificadas del legajo de deserción de Ledo que realizó Milani son una prueba clave que tuvo en cuenta la Fiscalía para pedir su indagatoria y que ahora tiene pendiente de resolución el juez Bejas. Según indicó el fiscal Brito al pedir su indagatoria, «bajo la apariencia de una supuesta deserción (del soldado Ledo) y con su nula actividad pesquisitiva (Milani) encubrió la privación ilegítima de la libertad agravada y homicidio agravado en concurso real».

«No realizó ninguna actividad pendiente al terminar lo que había ocurrido con Ledo; no dejó constancia por escrito de las personas que habrían intervenido o presenciado el hecho; no consta que le haya tomado declaración a ninguno de los conscriptos compañeros del presunto ’desertor’ ni a sus superiores; no averiguó si había recibido malos tratos, si se le habría hecho carecer de alimentos, vestuario o de otras cosas; no determinó si existían cómplices o encubridores y en cuestión de horas concluyó lo que tenía tres días de plazo para realizar», sostuvo el fiscal.

Ledo era conscripto del Batallón de Ingenieros 141 de La Rioja y estaba cumpliendo tareas en la base de operaciones de Monteros, en Tucumán, donde su madre lo visitó el 4 de julio de 1976 por su cumpleaños, y fueron sus compañeros quienes le informaron que estaba ausente desde el 17 de junio de ese año.

Según los conscriptos, esa noche del 17 de junio Ledo fue requerido por el capitán Esteban Sanguinetti para «hacer una recorrida por la zona» y esa fue la última vez que lo vieron.

Sanguinetti está acusado de la desaparición por la Fiscalía. Respecto de la copia del acta de deserción, la defensa de Milani dijo que -según jurisprudencia internacional- «sólo serán admitidos como elementos probatorios» si presentan «indicios suficientes de fiabilidad sobre su valor probatorio».

«Cabe advertir que las copias certificadas de un documento público se presumen auténticas hasta ser reargüidas de falsedad, circunstancia ésta que no fue acreditada por la defensa a la fecha», refutó el juez Bejas.

«No fue incorporada en forma ilegítima ni existen indicios para sospechar por el momento que dicha prueba no corresponda a una copia auténtica de la original, no habiéndose acreditado la reargución de falsedad pertinente», agregó el magistrado.

Sobre la nulidad por el pedido de indagatoria hecho por el fiscal, el juez dijo que es «improcedente» el planteo de Milani, y ahora -si bien esta resolución puede ser apelada- Bejas tiene el camino libre para definir si lo cita a indagatoria.

Fuente: Agencia Noticias Argentinas (NA)

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados