Túñez: «esperemos que la Ley de Emergencia en Salta se transforme realmente en políticas públicas»

Túñez: «esperemos que la Ley de Emergencia en Salta se transforme realmente en políticas públicas»

P1040118.redimensionadoEn Salta se declaró la emergencia por Violencia de Género con un decreto fue aprobado por la Cámara de Diputados el 10 de septiembre. En la Provincia ya ocurrieron 12 femicidios en lo que va del año y este decreto de necesidad y urgencia reconoce el problema de cifras alarmantes. Ni una muerta más es la consigna con la que la CTA se suma a las acciones para decir Basta a la Violencia contra las Mujeres. Desde Estación Central, Radio Sur (FM 88.3) se entrevistó a Fabiana Túñez, militante feminista referente de La Casa del Encuentro, para hablar sobre estos temas.


– ¿Cómo llegaron ustedes a la conclusión de que un observatorio sobre femicidios era una acción política importante?

– Fundamentalmente porque todavía no existen estadísticas oficiales sobre femicidios y cuando en el año 2008 decidimos crearlo, considerábamos que era un aporte que podíamos hacer desde la Sociedad Civil en virtud de poner en palabras una realidad que aparecía en los medios de comunicación como hechos aislados o como crímenes pasionales. Nos parecía importante empezar a hablar de lo que teníamos que hablar: de violencia de género y de femicidios como tal. Y a partir de ese año comenzamos a hacer los relevamientos y se conformó el observatorio como una forma de poder ampliar el margen, el trabajo cotidiano.

– El nombre del observatorio es Adriana Marisel Zambrano, ¿Me contás un poco de qué se trata este nombre?

– Ella es un emblema de toda esta injusticia que se comete con los femicidios, fue asesinada en Palpalá, Jujuy por José Manuel Alejandro Zerda, a golpes con un nivel de albañilería. La Justicia entendió que la mató sin intención, lo condenó a tan solo cinco años de prisión. El está libre y está reclamando la tenencia de su hija, que en ese momento tenía tan solo nueve meses de edad.

– Para nosotras es muy importante la tarea del observatorio, primero porque habla de la cifras, se hace visible el problema, pero también porque nos permite mirar el problema más en detalle. Ustedes nos están mostrando que el lugar más peligroso para las mujeres sigue siendo el propio hogar.

– Sí, el propio hogar, o la vivienda compartida, la vivienda de la víctima. Sin ningún lugar a dudas este es el lugar más inseguro para una mujer y para toda su familia también. Porque tenemos que hablar de que no solamente las asesinan a ellas, si no que muchas veces también terminan asesinando a sus hijos e hijas y ahí queda claramente establecido de el lugar más inseguro para una mujer, para una familia, termina siendo su propio hogar.

– ¿Qué hay que hacer en lo cotidiano cuando alguien siente por ejemplo que en una casa vecina se dan situaciones de violencia y uno sabe que puede terminar de la peor manera?

– Fundamentalmente lo que tenemos que hacer es involucrarnos, no dejarla sola, llamar a las lineas de teléfono que existen por suerte hoy como para poder ayudar a esta mujer, independientemente de que a lo mejor esa mujer en ese momento no está preparada para recibir esa ayuda. Pero es importante para ella saber que hay alguien que está pendiente de lo que le está pasando y por eso es muy importante el trabajo interdisciplinario sostenido en el tiempo para poder acompañar a esa mujer en todo el proceso que significa tomar conciencia de que está en un vínculo de violencia, no naturalizarlo y posteriormente poder actuar en consecuencia, que no siempre en un primer momento es la denuncia. Pero sí, por lo menos ir acompañándola para que llegue un momento donde ella se sienta lo suficientemente fortalecida para poder hacer la denuncia.

– Con respecto a las denuncias que a veces se realizan en la Comisaría de la Mujer, la lentitud es muy llamativa. ¿Sería también parte del Observatorio analizar cómo siguen las denuncias cuando la mujer las realiza?

– Sí, lamentablemente la Justicia actúa con prejuicio cultural, machista, patriarcal y pareciera ser que cuando una mujer hace la denuncia puede esperar. Y la realidad es que cuando una mujer llega a la instancia de la denuncia es importantísimo que la Justicia actúe con rapidez, con efectividad, porque justamente lo que se puede evitar es un femicidio. En el año pasado hemos tenido un aumento de casos de mujeres que aún con denuncias previas y exclusión del hogar, han terminado mal.

Cocientizacion-Foto-Facebook-Casa-Encuentro_IECIMA20131126_0067_20– Volviendo al tema de las estrategias, vos hablabas de machismo, de patriarcado. ¿Esto tiene que ver con la educación, es una batalla cultural, lleva más tiempo? ¿Qué herramientas tenemos para dar esa batalla de largo aliento?

– Lo que tenemos que hacer es insistir en la profundización de políticas públicas y una de las profundizaciones, quizás la más larga en el tiempo, pero la que va a generar una disminución de los índices de violencia, es incorporar en las currículas educativas de todos los niveles la temática de equidad, violencia de género, donde empecemos a educar a nuestros hijos e hijas desde el jardín hasta cuando llegan a la universidad, con profesionales que tengan una mirada de Género y una mirada de Derechos Humanos. Esto es fundamental y tenemos que empezar ya.

– Existen leyes a nivel Nacional y a nivel de la Ciudad de Buenos Aires sobre Educación Sexual Integral, en la currícula está incorporado esto de lo que hablabas, de las cuestiones de Género y la Violencia hacia las mujeres, pero sin embargo sigue habiendo resistencias.

Sí, la realidad es que está desde la Ley. El tema es que yo te invito a que vayas a la escuelas y te vas a dar cuenta de que  no están capacitados los y las docentes como para poder llevar adelante estas materias. Entonces, me parece que es todo un proceso ¿De qué manera trabajo con los docentes y de qué manera eso después lo traslado al aula o a la escuela? En algunas provincias, por una cuestión cultural, esta ley no se cumple. Provincias que tienen una fuerte estructura caudillezca, si se quiere llamar de alguna forma, o sumamente atrasados en cuanto a como se mira una sociedad moderna en el hoy y lamentablemente también la influencia de algunos sectores de las diferentes religiones que permanentemente presionan para que este tipo de enseñanza no se de en la escuela.

– Justo me diste el pie para pensar en Salta, que nos espera ahora en el Encuentro Nacional de Mujeres. En Salta ya ocurrieron 12 femicidios en lo que va del año. No quedó más remedio para el poder de Salta que asumir que estaban en emergencia en relación a las cuestiones de género y la violencia. ¿Qué nos espera?

Me alegro que hayan tomado esa definición, porque hasta el año pasado la Secretaría de Derechos Humanos de Salta decía que nuestros informes de femicidios eran una campaña en contra de Salta. Así que por suerte se han dado cuenta de que no era ninguna campaña, sino que era una realidad que no querían ver. Salta, como muchas provincias, es un tema difícil, complicado, esperemos que la Ley de Emergencia sea algo más que un anuncio grandilocuente y que se transforme realmente en política pública, en recurso para poder implementar todas las políticas públicas que vi publicado en los medios de comunicación, que van a implementar. Vamos a esperar unos meses a ver si realmente se cumple o es nada más que algo que se declara para parar un poco los reclamos que seguramente haremos desde el movimiento de mujeres, cuando vayamos a Salta al Encuentro Nacional.

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados