El desafío de revertir el industricidio macrista

El desafío de revertir el industricidio macrista

Los cuatro años de la nefasta gestión Macrista ha colocado a las industrias del cuero en serio peligro de extinción. La sistemática agresión a la matriz productiva nacional ejercida por las políticas imperantes en el los últimos cuatros años ha provocado la desaparición de miles de puestos de trabajo. En su feroz empeño por reprimarizar la economía aplicó todo tipo de medidas a fin de lograr llevar a la Argentina a una economía pre-industrialista.

* Por Marcelo Cappiello, Secretario General Adjunto de CTAA Capital y Secretario General del Sindicato del Cuero

En su último día de gestión el gobierno publicó el decreto Nro. 847/19 y la resolución Nro. 195/19 del Ministerio de Agricultura, Ganadería y la Nación donde establece un cupo promocional de exportación de cueros sin industrializar, exentos de pago de Derechos. Esta medida, direccionada como beneficio directo a los frigoríficos exportadores (primer eslabón de la cadena de valor cuero), reduce la posibilidad de industrializar con alto valor agregado en el país, impactando de manera inmediata en diversos sectores vinculados por la cadena de valor (tanto aquellos orientados al mercado externo como también aquellos vinculados al mercado interno).

Con la concreta esperanza de revertir el industricidio producido por el Gobierno Macrista hemos visto con la esperanza generada en todos los sectores populares la asunción del Gobierno encabezado por Alberto Fernandez.

Como organización integrante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Industria (C.N.T.I.) de la CTA A, hemos iniciado gestiones ante el Gobierno Nacional para lograr la derogación de la norma referida y de esa manera evitar la destrucción de miles de fuentes de Trabajo.

Como gesto auspicioso, y que saludamos fervorosamente, la empresa YPF le encargó 1.500 balones de fútbol a una empresa nacional radicada en la localidad de Bell Ville (Provincia de Córdoba) y que hasta la fecha eran importados de China y Pakistán, iniciando un paulatino reemplazo de las tradicionales pelotas de verano adquiridas con fines promocionales a países del sudeste asiático por otras elaboradas por trabajadores argentinos.

Es indudable que la reactivación de todas las industrias del cuero orientadas al mercado interno dependen del poder adquisitivo de los consumidores argentinos. Para ello es necesaria la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores y para ello no solamente es importante la plena vigencia de las negociaciones colectivas en forma libre y sin techos, sino que también que el costo de la canasta familiar y tarifas de los distintos servicios dejen de significar un importe aún superior al ingreso de las trabajadoras y trabajadores y que solo se conseguirán a través de políticas de contralor en la estructuras de costos de todas esas empresas que dominan los sectores gravitantes de la economía en cada área y de manera casi monopólica.

Por ende, las recientes medidas dispuestas por el Ejecutivo Nacional para recuperar el poder adquisitivo de las trabajadores y trabajadoras del ámbito estatal y privado son consideradas necesarias aunque no suficientes para revertir la aguda crisis por la que atraviesa la clase trabajadora.

La orientación que se otorgue a la economía nacional por el actual Gobierno definiendo si habrá una continuidad del modelo agro exportador primarizante y extractivista o la decisión de construir una economía desarrollada con perfil industrialista fundamentada en el manejo soberano e independiente de las áreas estratégicas de la Nación, definirán el destino de la Patria y su posibilidad de superar crímenes flagrantes como el hambre y la desnutrición de nuestros compatriotas llevadas adelante por el anterior gobierno.

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados