Goyeneche: “Promovemos la más amplia unidad del sector aeronáutico para contrarrestar cualquier intento de ajuste”

Goyeneche: “Promovemos la más amplia unidad del sector aeronáutico para contrarrestar cualquier intento de ajuste”

Los aeropuertos fueron la principal vía de ingreso del Covid-19 al país, pero también de los insumos para hacer frente a la pandemia, gracias a la labor esencial de los trabajadores aeronáuticos. Además, su rol fue clave en la repatriación de argentinos y argentinas varados en el exterior. Sin embargo, poco se supo de los reclamos ante la falta de elementos de protección personal para quienes trabajan en empresas tercerizadas; o ante el cierre de empresas como LATAM; o ante la fusión de empresas como Aerolíneas-Austral.

En esta entrevista, Marcelo Goyeneche, trabajador aeronáutico de CTAA, explica cuáles fueron las consecuencias de estos descuidos por parte de las patronales, cuáles son las principales reivindicaciones ante las políticas de ajuste y cómo llevan adelante la resistencia pese a las acciones antisindicales de las empresas aerocomerciales en el marco de la pandemia.

Los aeropuertos fueron el epicentro inicial de la pandemia, ¿Cómo atravesaron esa situación las y los trabajadores?

El Covid-19 agravó las desigualdades que hay entre los trabajadores en el ámbito aeroportuario. Podemos decir que Aerolíneas Argentinas tomó rápidamente medidas de prevención y protocolos de salubridad mientras que en las empresas tercerizadas del ámbito aeroportuario la realidad fue otra. Al comienzo de la pandemia en el Aeropuerto de Ezeiza la empresa de seguridad GPS, tercerizada de Aerolíneas Argentinas, despidió a trabajadores que estaban en la primera línea de exposición a la pandemia, por pedir elementos básicos de protección como guantes, barbijos y alcohol en gel para poder llevar adelante las tareas en los vuelos humanitarios de repatriación.

Gracias a la lucha de sus compañeros se logró la reinstalación. Por otra parte, LATAM anunció que dejaba de volar en el país. La decisión abrió un enorme conflicto laboral, puesto que puso en jaque la fuente de trabajo de más de 1700 compañeros y compañeras. Varios de ellos han aceptado el retiro voluntario y otros siguen peleando por las fuentes de trabajo. La empresa atribuye la salida del país a “las actuales condiciones de la industria local, agravadas por la pandemia”, esto se suma al cierre de vuelos domésticos por parte de Avianca y a la crisis de la empresa Andes.

Los compañeros y compañeras de la empresa de catering Gate-Gourmet también atraviesan una situación muy delicada. Al comienzo de la pandemia fueron despedidos 190 trabajadores pese al DNU 329 que prohíbe los despidos. La mayoría de su personal está suspendido y con gran incertidumbre sobre su futuro laboral. Y por último, en medio de todas estas noticias, Aerolíneas Argentinas comunica que la empresa Austral, parte del grupo y con 70 años de trayectoria en la aeronáutica nacional, dejará de existir y su personal pasará a formar parte de dos unidades de negocio, algo que lógicamente generó una inmediata incertidumbre entre los trabajadores tanto por su futuro laboral como por los Convenios Colectivos de Trabajo (CCT).

Ante la alerta y movilización de los trabajadores, la respuesta de la empresa no se hizo esperar con despidos sin causa y suspensiones a trabajadores y delegados en una clara maniobra de persecución sindical. Luego vino la suspensión de gran parte del personal, por lo tanto se vio afectado el salario y las condiciones de vida de nuestras familias.

¿Estos descuidos de parte de las empresas tercerizadas que precarizan a sus trabajadores ha implicado la diseminación del virus también entre los sectores populares de la CABA, donde estalló primero la pandemia, verdad?

Sin dudas que así fue. En los primeros días del mes de mayo un trabajador de GPS, empresa tercerizada de Aerolíneas, contrajo el virus. El trabajador que dio positivo vive en la Villa 31 junto a su familia, que también dio positivo en los tests que se les practicaron. La empresa inmediatamente salió a decir que no se había contagiado en el Aeropuerto, lo cual suena a una burda excusa, cuando desde el comienzo de la pandemia los delegados de GPS venían exigiendo la realización de tests masivos entre los trabajadores y que se garantizaran las medidas sanitarias básicas, como la desinfección de los lugares comunes, una mayor cantidad de insumos de protección y la instalación de una base operativa nueva donde se evite el hacinamiento de las y los trabajadores.

¿Cómo eran las condiciones laborales antes de la pandemia y cómo son actualmente?

Las condiciones laborales en el aeropuerto son muy disímiles desde hace mucho tiempo. Las políticas neoliberales implementadas desde los `90 en el país, que buscaban flexibilizar los derechos laborales para generar más empleo, terminaron precarizando las condiciones de trabajo y aumentando la desocupación; la tercerización y los contratos fueron la forma en que las grandes empresas, como Aerolíneas Argentinas y Aeropuertos Argentina 2000 entre tantas, se deslindaron de sus responsabilidades y debilitaron la estabilidad laboral al tercerizar el trabajo en los aeropuertos.

¿Cómo se comportó la patronal ante la llegada del Covid-19? ¿Informaba? ¿Cuidaba al personal? , ¿Las empresas cumplen con los protocolos para que los trabajadores trabajen en condiciones seguras?

Aerolíneas Argentinas rápidamente tomó las medidas necesarias para el cuidado y protección de sus trabajadores y pasajeros, algo que se hizo de conjunto con los gremios aeronáuticos. Pero no fue así con las empresas tercerizadas, por lo tanto, en este juego de responsabilidades un tanto perverso, donde la mayor empresa de la aeronáutica nacional cuida a sus trabajadores directos, pero deja a las empresas que ella misma contrata a tomar medidas tardíamente o directamente a no cumplir con los protocolos de salubridad,forma parte de este engranaje malicioso de la tercerización y en definitiva el desprecio por los trabajadores. Como si los hubiera de primera y de segunda clase. Yo tengo los elementos de salubridad, pero el que trabaja a mi lado, ya sea personal de seguridad o maestranza no los tiene, por lo tanto estamos todos en riesgo.

¿Que otro rol tuvieron y tienen los trabajadores aeronáuticos durante la pandemia pese al cierre de los cielos?, ¿Qué tipo de tareas se están desarrollando en esta fase del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO)? Cómo afecta el teletrabajo?

Un rol trascendental sin dudas. Y donde pudimos ver a las claras la importancia de contar con una Línea Aérea de Bandera como Aerolíneas Argentinas. Comenzando con los vuelos de repatriación y los vuelos a China en busca de respiradores. A eso le debemos sumar los vuelos domésticos transportando a las distintas provincias a pasajeros varados en varios puntos del país. Todo esto se pudo llevar a cabo por el trabajo incansable de las y los trabajadores aeronáuticos y aeroportuarios en conjunto.

¿Por qué consideran esencial la labor de los trabajadores en la industria aérea? ¿Cuál es el rol de la industria aérea para el país?

La industria aerocomercial genera de manera directa más de 70 mil puestos de trabajo y miles más de manera indirecta a través del turismo fundamentalmente. Es, además, un verdadero catalizador de desarrollo económico y social sin contar el rol esencial en la conectividad estratégica de zonas donde es difícil llegar sin el avión. Esto último gracias al rol que cumple la Línea Aérea de Bandera, donde está en juego de manera estratégica la conectividad por sobre la rentabilidad de ciertos lugares a los que de ninguna manera una línea aérea privada llegaría, en un país como el nuestro con un territorio tan basto, esto es indispensable.

-¿Qué perspectivas ven para su actividad en los próximos meses de 2020?

El panorama es muy complejo e incierto. Aerolíneas anunció la vuelta de algunos vuelos internacionales y regionales a partir del mes de octubre, pero sabemos que llevará mucho tiempo volver a tener las mismas frecuencias que antes de la pandemia. No queda claro aún qué rol jugarán las empresas low cost, ni qué sucederá con las rutas que no volará LATAM. A su vez, el Ministerio de Transporte no puede desconocer que LATAM está cerrando la filial Argentina para volar hacia el país con personal y condiciones laborales de otros países.

También sabemos que se han reunido desde la empresa con algunos sindicatos para negociar algunos puntos del CCT, lo cual es a la claras un intento de flexibilización de los convenios.

Y en cuanto a lo salarial, ¿Cuál era la situación anterior y cuál es la actual? ¿Padecieron reducciones salariales?, ¿Hay paritarias?

No hemos tenido paritarias y no se escuchan voces que las estén reclamando. Al contrario, los rumores pasan por la negociación de condiciones laborales establecidas, más que por un aumento de salario.Tenemos que terminar con la lógica de que las crisis siempre las pagan los trabajadores.

¿Cómo se está resolviendo la crisis en la industria aérea comercial? Es decir, ¿Qué política están llevando adelante las empresas? Y el Estado, ¿Cómo interviene?

Para los trabajadores y trabajadoras con mucha preocupación e incertidumbre. No sabemos qué sucederá con los compañeros de Austral y su CCT, ni con la continuidad de las fuentes de trabajo de los trabajadores de LATAM y de varias empresas del sector aerocomercial. De lo que si podemos dar fe es de la enorme solidaridad demostrada por las compañeras y compañeros aeronáuticos en su conjunto, que se han movilizado varias veces en largas caravanas de autos a los aeropuertos reclamando tanto por la lucha en LATAM, Austral y en las distintas empresas del sector aerocomercial.

¿Se han registrado acciones anti-sindicales por parte de las patronales?

Sí, se vienen realizando con el intento de desafuero de los delegados de Austral en Aeroparque y lo más preocupante es que cuentan con el aval de la conducción de APTA (Sindicato de Técnicos Aeronáuticos), encabezado por Ricardo Cirieli, quien no condenó las medidas persecutorias y anti-sindicales, sino que salió con un comunicado público de tipo discriminatorio y macartista a defenderlas.

¿Qué proponen como aeronáuticos en CTAA? ¿Han pensado propuestas para mejorar sus condiciones en el marco del ASPO?

Como sostenemos desde la CTAA en la campaña: “Esenciales somos lxs trabajadorxs. Producimos la riqueza, discutamos su distribución”, la crisis en la post-pandemia continuará, no tiene por qué ser cargada las consecuencias en las espaldas de los trabajadores. Seguiremos en la campaña de solidaridad con los trabajadores y delegados de Austral que enfrentan la persecución y el intento de juicio de desafuero por parte de la empresa. Desde el bloque gremial de la CTAA varios sindicatos se han solidarizado y creemos fundamental este apoyo masivo para enfrentar cualquier tipo de atropello contra la organización de los trabajadores.

Seguiremos promoviendo la más amplia unidad del sector aeronáutico para contrarrestar cualquier intento de ajuste y avance sobre las condiciones de trabajo, la democracia y libertad sindical. Vemos con suma inquietud cómo se promueve la flexibilidad laboral como estrategia de competitividad y esto inexorablemente avanza sobre los derechos de los trabajadores, se está utilizando el contexto de pandemia como escudo y eso nos preocupa y mucho.

Más Noticias

Latest Posts

Videos Destacados